Queens of the Stone Age funcionan… como un reloj

qotsalc1

Hay veces que no te puedes explicar cómo te olvidas de algunos grupos que te encantan, pero al final te lo perdonas porque el momento en el que los redescubres disfrutas casi más que el primer día que los conociste. Eso me pasó con Queens of the Stone Age con motivo de su último disco …Like Clockwork (2013).

Al grupo liderado por Josh Homme siempre le ha acompañado cierta polémica estúpida por la manía que tiene la gente de etiquetar todo, cuantificarlo y meterlo bien guardadito en su cajón correspondiente. Algunos les acusan de ser una banda de metal venida a menos, otros de estar perdidos entre el rock y el heavy, los de más allá de que roban de donde pueden para sus temas… Gilipolleces. En todo caso, QOTSA son hard rock. Aún mejor, son su propio género: el stoner rock, también llamado desert rock, acuñado por Kyuss, la banda en la que coincidieron varios miembros de QOTSA a principios de los 90.

Música con riffs graníticos, ritmos marcados, olor a gasolina, viajes sin rumbo a través del desierto, puñetazos en el estómago en cualquier bar de carretera, amores puñeteros que te rompen en pedazos mientras te muerdes los labios… Música de la buena, vaya, impecable y directa. Y funciona maravillosamente.

Teniendo una trayectoria con un nivel medio altísimo y tras discazos como Songs for the Deaf (2002), posiblemente su obra magna; o Era Vulgaris (2009), crudo e industrial; …Like Clockwork era el primer trabajo en cuatro años de la banda, siempre sacudida en idas y venidas de miembros aderezadas en esta ocasión con la muerte clínica de Homme tras una operación de rodilla que salió mal. Desde luego, este último hecho influye en el disco y en cierta canción que, ya os adelanto, es el temazo del año.

El ruido de cristales rotos en la intro de Keep Your Eyes Peeled inaugura el CD, un tema directo y árido, con una batería bien marcada y unos arrebatos de rabia en el estribillo que nos van poniendo a tono. Cuando parece que nos vamos a encontrar un disco malencarado (temáticamente hablando, claro) nos encontramos con I Sat by the Ocean, con un ritmo y voces más luminosos y amables que van alzándose poco a poco de forma casi inapreciable.

La aparente calma sigue con The Vampyre of Time and Memory, con un piano y un sintetizador que dan un ambiente crepuscular al tema, un monólogo nostálgico de Homme. Este comienzo hasta cierto punto introspectivo se topa entonces con la juguetona If I Had a Tail, con una batería y un riff que marcan un ritmo que nos acaba atrapando y casi nos anima a mover nuestros pies en plan bailongo.

Y con la quinta canción se rompe el disco, QOTSA aprieta el acelerador a fondo y nos presenta My God Is the Sun, uno de sus habituales pepinazos directos al estómago, con un riff trepidante y un bajo demoledor que conjugados con la faceta más melódica de la voz de Homme ofrecen un genial single con el que sacudir la cabeza con ganas. El final, con la ralentización de la música y su último acelerón final, retomando los cambios brutales de ritmo con los que le gusta jugar al grupo, terminan de configurar un tema perfecto para los antiguos seguidores y los nuevos que quieran engancharse.

Tras la fuerza de My God Is The Sun, llega un aparente descanso con Kalopsia, muy ambiental en su comienzo pero que rompe tras la irrupción de la guitarra tal cuchillo, que parece desatar a la vez la voz de Homme, despertándote del dulce sueño al que parecía llevarte y manteniéndote en el alambre sobre esa dualidad.

Los coros de película de western de Fairweather Friends nos introducen a uno de los temas más cuidados del álbum, con una graduación perfecta que se eleva hasta un épico estribillo de gran recorrido y complejidad, donde brilla un piano que dota de gran belleza al conjunto, culminando con un riff hipnótico. Tan confiados se ven QOTSA en esta ocasión que hasta se permiten una pequeña broma en el último momento de la pista.

Con Smooth Sailing llegamos al delirio a …Like Clockwork, una descacharrante canción llena de rock, funky y falsetto que nos empuja sin piedad a la pista de baile, siendo el equivalente de Panic Station de Muse. Este aspecto festivo y divertido hace que nos pille aún más descolocados el siguiente tema.

Aquí lo tenemos. La CANCIÓN del año. Así, en mayúsculas. Sin lugar a dudas. I Appear Missing es uno de los mejores temas compuestos en los últimos años. Una belleza triste que lo inunda todo, un río que fluye a través del alma, dos estribillos complementarios y opuestos, un solo rabioso y sobrecogedor, versos que apuñalan el corazón como A spitting image of me/ except for the heart-shaped hole where the hope runs out o I go missing/ no longer exist/ One day I hope/ I’m someone you’d met.

Lo que en un principio parece una trágica historia de amor no correspondido, es en realidad el momento en el que Homme nos muestra con mayor crudeza aquella ocasión en el que estuvo a punto de fallecer, llegando a estar muerto clínicamente. Según él mismo ha declarado, cuando fue reanimado sintió que algo dentro de él había desaparecido para siempre y que sabía que nunca más volvería a recuperarlo, lo que le sumió en una profunda depresión y le hizo replantearse su vida. Así, si bien esa primera lectura es correcta, encontramos detalles que reflejan explícitamente sus sensaciones ante algo que le cambió por completo. No es extraño encontrar referencias hospitalarias y de ensueño en la letra, desde luego.

…Like Clockwork termina con el tema homónimo, más luminoso y que representa el merecido descanso del guerrero, un broche adecuado para un trabajo que es un viaje de sensaciones perfectamente medido, de producción impecable y sin ninguna debilidad manifiesta. Pocas veces un disco ha honrado su nombre de forma tan precisa.

NOTA: 9/10 RIFFS DESÉRTICOS

Como bonus final, podéis ver el resumen en forma de videoclips del disco, con una historia sobre una ciudad habitada por asesinos en serie que, personalmente, me encantaría ver en formato cómic.


qotsalc2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s