El Rescate del Talismán: Fantasía a ciegas

elrescatedeltalisman1

Siguiendo con el recorrido nostálgico de la televisión de los 90, mantenemos el tono medieval pero llenándolo de fantasía con El Rescate del Talismán, un concurso con niños como participantes… y que no les trataba como monos de feria, algo que, al parecer, es lo que se lleva últimamente.

Este programa juvenil se emitió en TVE2 entre 1991 y 1994, alcanzando la nada desdeñable cifra de 78 capítulos. Estaba basado en un concurso británico llamado Knightmare de gran éxito en su país de origen, manteniéndose durante siete años en antena.

La mecánica de El Rescate del Talismán comenzaba con la aparición de cuatro niños en el hogar del Mago, anfitrión y presentador del concurso. Ellos eran descendientes de los antiguos Caballeros del Talismán y sólo ellos eran capaces de rescatar dicha joya de las manos del Señor de la Maldad sin fallecer. Se notaba que a los chavales se les daba la instrucción de mantenerse serios mientras se grababa el concurso, algo que visto hoy en día da bastante ternura al comprobar cómo algunos intentaban aguantarse la risa a duras penas.

Una vez hechas las presentaciones, uno de ellos era elegido para entrar en acción, colocándole un casco con el que no podía ver nada y siendo transportado a una mazmorra creada por ordenador mediante la tecnología croma. Sus compañeros eran los encargados de guiar sus pasos y superar los diferentes peligros a los que se enfrentaba.

elrescatedeltalisman3

Entre ellos se encontraban estrechos puentes sobre altos acantilados, perversas brujas, acertijos, puzzles, caballeros esqueléticos y trampas. Se premiaba la habilidad, memoria y rapidez mental. Una vez llegaban al final y se enfrentaban al villano, tenían que derrotarle pronunciando una contraseña obtenida anteriormente. Si alguno de los niños fallaba en alguna de las pruebas, era sustituido por uno de sus compañeros. La primera temporada del programa estaba patrocinada por SEGA, por lo que el premio era un magnífico pack de MegaDrive con juegos incluidos para cada uno, algo que deslumbraba a los que ya nos picaba el gusanillo de los videojuegos. En las dos temporadas posteriores los premios eran un ordenador para cada niño.

La verdad es que El Rescate del Talismán me fascinaba, primero por su introducción con la música y ese camino de luz que se abría camino hasta un castillo; segundo, por la gran caracterización e interpretación que mostraba el cuidado e imaginación que RTVE dotaba a sus programas, fuese cual fuese su audiencia objetivo; y tercero, ¡era como meterse dentro de un videojuego! Por entonces el uso del croma era algo maravilloso y misterioso para los tiernos niños como yo. Era introducirse en carne y hueso en un juego del estilo Dragon’s Lair o King’s Quest.

Cuando los valientes participantes llegaban al Señor de la Maldad, recuerdo que me aterraba por sus ojos rojos, su danza macabra y la música tenebrosa. Obviamente, visto ahora pierde casi la totalidad de su magia, pero algunas cosas mantienen la grandeza recordada, como la interpretación que siempre otorgaban los diferentes actores al personaje del Mago.

elrescatedeltalisman4

Igualmente, ver el programa ahora es un coñazo. Si bien es natural que los acertijos y puzzles sean muy básicos, pues estaban dirigidos a los niños, el comprobar cómo tardaban cinco minutos de reloj en intentar pasar por una puerta o un puente porque tenían que guiar a su compañero a ciegas es una tortura. Lo que antes era una tensión que te hacía caerte de la silla, ahora es una decisión más que discutible para crear un programa dinámico. Pero claro, cuando tienes ocho años, todo eso te da igual y deseas con todas tus fuerzas ser el protagonista de las aventuras en pantalla. ¡Y encima ganabas una videoconsola! ¡Lo tenía todo!

Mientras que sigue siendo una gozada ver hoy en día La Noche de los Castillos y Scavengers puede servir para echarse unas risas con Bertín Osborne, es muy difícil aguantar un programa completo de El Rescate del Talismán aún cuando apenas duraba menos de media hora. Pero, en aquellos años, mientras nos tomábamos el sandwich de Nocilla, todos deseábamos estar en ese mundo fantástico de croma.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s