Spec Ops – The Line: El corazón de las tinieblas

specopstheline1

Vivimos una época en la que los shooters y FPS militares están al orden del día, con franquicias como Call of Duty o Battlefield acaparando un jugoso pedazo del mercado. Por eso cobra aún más impacto que aparezca un juego que es una crítica feroz a todo lo que representa el propio género al que pertenece.

Spec Ops: The Line es un título desarrollado por Yager Development y publicado por 2K Games para PS3, Xbox 360 y PC en 2012. El argumento nos pone en la piel del Capitán Walker que, junto a sus subordinados Adams y Lugo, viaja a Dubái, capital de los Emiratos Árabes Unidos devastada por una serie de violentas tormentas de arena. Su misión es descubrir qué ha pasado con la unidad del ejército de EE.UU. que viajó anteriormente para realizar la evacuación de la ciudad y rescatar a los posibles supervivientes, todo ello con la motivación extra de nuestro protagonista por reencontrarse con el Coronel Konrad, que le salvó la vida anteriormente.

No es casual que el gran antagonista del juego se llame Konrad pues el argumento bebe directamente de la novela El Corazón de las Tinieblas de Joseph Conrad, obra en la que se basó igualmente la película Apocalypse Now de Francis Ford Coppola. Lo que en un principio parece un shooter más en tercera persona se convierte en una experiencia inolvidable, algo que ya podemos intuir con el mismo menú de inicio, donde aparece una bandera estadounidense del revés mientras suena la versión distorsionada del himno de EE.UU. a guitarra realizada por Jimi Hendrix en Woodstock.

Los gráficos, sin ser una maravilla, ofrecen momentos de gran brillantez. El diseño de niveles y escenarios es de una sobrecogedora belleza, con la arena anegando cada uno de los rincones de Dubái, mostrando colosos de cemento y cristal semienterrados, edificios de lujo abandonados y campos de refugiados intentando sobrevivir lo mejor que pueden. Además, el daño que vamos sufriendo a lo largo del argumento se refleja en los personajes y los efectos lumínicos también son dignos de elogio, aunque el motor de partículas podría haber aprovechado mejor la presencia de arena por todas partes.

specopstheline2

La jugabilidad no innova de ningún modo en el género, ciñéndose a la típica estructura de un shooter en 3ª persona con sistema de coberturas, intercalando algunas fases de sigilo, otras de francotirador y otras de disparos a bordo de vehículos, por poner algunos ejemplos. Eso sí, el sistema está muy bien implementado en lo que respecta a las carreras para deslizarnos a las coberturas, otorgando un ritmo dinámico que beneficia el frenetismo de las escaramuzas en las que nos vemos envueltos.

Y es que si bien existen los típicos escenarios abiertos con multitud de objetos tras los que cubrirnos, los tiroteos en pasillos, habitaciones y demás zonas cerradas acaban convirtiéndose en adrenalíticos correcalles buscando cobijo, mientras vemos cómo nos rodean y la munición va escaseando. El punto de dificultad está un poco por encima de la media del género debido a que Walker no es una esponja de balas como Nathan Drake y otros héroes, por lo que un par de disparos bien dirigidos de nuestros enemigos bastarán para eliminarnos. Además, siempre intentarán aprovechar su superioridad numérica y su mejor armamento para liquidarnos en cuanto estemos indefensos.

Esto provoca que la forma de afrontar el juego sea mucho más defensiva de lo habitual en otros títulos del género. Tendremos que ser pacientes y aguantar en nuestro escondite protector hasta que se dé la mejor ocasión para acabar con los enemigos, intentando dispararles en la cabeza para eliminarlos instantáneamente y ahorrar munición. También se convierte en providencial el inteligente uso de las granadas, perfectas para despejar zonas y hacer salir a nuestros adversarios de sus escondrijos. Spec Ops: The Line no es un juego para los que están acostumbrados a sentirse casi invencibles en un campo de tiros. También se introduce una mecánica jugable en la que podremos dar órdenes a nuestros compañeros, marcándoles objetivos a atacar o teniendo que curarles cuando son heridos.

specopstheline5

Hasta aquí nos encontramos con un juego bastante satisfactorio en lo que respecta a la acción, pero nada realmente destacable entre todo el catálogo que existe hoy en día. Es aquí donde entra el gran protagonista de Spec Ops: la historia. Realmente poco puedo desvelar de ella sin hacer spoiler pero es un viaje tormentoso y retorcido que hace explotar el mismo núcleo de los mensajes que aparecen en los medios de comunicación y en otras franquicias del mundo de los videojuegos sobre el militarismo.

A través de Walker comprobaremos la crudeza de la guerra y la dominación militar, la ambigüedad moral presente en los conflictos, lo difícil que resulta descubrir qué es lo correcto, la burda mentira que es el concepto de héroe, el papel del soldado en el campo bélico y los dilemas que se le plantean al tener que acatar órdenes, el daño psicológico que toda contienda y toda muerte produce en la mente de las personas, cómo la maquinaria militar puede distorsionar la visión de la realidad que tienen los implicados… Temas duros y oscuros que se os marcarán a fuego en el corazón y que pocas veces se han presentado de forma tan brillante, poniendo en tela de juicio el propio papel que los jugadores se atribuyen en los juegos de acción.

La jugabilidad integra perfectamente las crudas escenas cinemáticas con los tiroteos, añadiendo ciertas decisiones morales que tendremos que realizar a lo largo del juego, en muchas ocasiones teniendo que escoger entre dos males. La narrativa y el final no dejarán indiferentes a nadie, brindando escenas sobrecogedoras y poderosas perfectas para reflejar el mensaje que quieren transmitir. Cuando superéis Spec Ops: The Line, no podréis volver a escuchar hablar sobre el fósforo blanco sin que un escalofrío os recorra la columna vertebral. Igualmente, en las pantallas de carga iremos viendo ciertos mensajes entremezclados con los típicos tutoriales en los que se incidirá sobre el papel del jugador, aumentando la culpa por nuestra responsabilidad de lo que ocurre en pantalla.

specopstheline4

Un gran doblaje y localización al castellano ayudan mucho a que nos sumerjamos aún más en el argumento, importante pues los personajes no paran de hablar ni siquiera durante los tiroteos, convirtiendo todo pasaje de acción del juego en una escaramuza frenética donde realmente tenemos la impresión de que debemos utilizar todas nuestras fuerzas y reflejos en sobrevivir.

Para redondearlo todo tenemos una excelente banda sonora que ambienta perfectamente el juego, con piezas originales compuestas por Elia Cmiral donde predomina el rock y canciones licenciadas de grupos como Mogwai, The Black Angels, Björk o Deep Purple; así como la poderosa irrupción del Dies Irae de Verdi. Ese tiroteo en el acuario mientras suena Glasgow Mega Snake de Mogwai será algo que no olvide durante mucho tiempo.

También se incluyen un modo multijugador desarrollado por otro equipo ajeno a Yager y que es renegado por los creadores de la campaña principal, definiéndolo como “cáncer”, y un modo cooperativo donde podremos superar cuatro misiones con un amigo.

Spec Ops: The Line se convierte en una de las experiencias más devastadoras, interesantes e inteligentes de la presente generación gracias a una base jugable más que correcta y un argumento demoledor que acaba absorbiendo todo lo que ocurre en pantalla, convirtiéndose en un puñetazo al estómago y un disparo al corazón del jugador. Es un título breve pero que seguramente os deje huella durante muchos años. Una vez crucemos la línea, no podremos volver atrás.

8’5/10 SENTIMIENTOS DE CULPA

specopstheline3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s