Impresiones de la demo de Lightning Returns: La diva multimedia

lightningreturnsdemo

Vaya por delante que yo fui una de esas personas que disfrutaron tanto con Final Fantasy XIII como con XIII-2. Sí, vale, tenían sus defectos y todo eso, pero tenían una buena factura técnica y, sobre todo, me entretuvieron y divirtieron, que después de todo es lo principal que debe ofrecer un juego. Eso sí, tampoco tengo un ansia tremenda por comprar Lightning Returns el mismo día de lanzamiento.

De hecho, en principio no me iba a bajar la demo precisamente por eso pero al enterarme que te regalaban dos DLCs de vestimentas al descargarlo y pasártelo (o, al menos, esa es la teoría, pues no aparece ningún mensaje que te lo indique), desbloqueándose cuando compres Lightning Returns, me animé. Después de todo, acabará cayendo algún día y, teniendo en cuenta la importancia que tendrán los distintos trajes, siempre viene bien tener más.

La demo comienza con una secuencia CG marca de la casa, un portento técnico que nos lleva a la ciudad oscura, deprimente y bella a la vez en la que comienza el juego, dirigiéndonos al reencuentro con un antiguo compañero de aventuras. Durante el transcurso de la demostración recorreremos un mapa muy limitado y pasillero (cuidado con las risas, que os veo venir) enfrentándonos a diferentes monstruos y un jefe final. Y ya. Punto. Seguramente no alcanzaréis los 30 minutos de juego.

lightningreturnsdemo3

Apenas podremos disfrutar de dos de los elementos principales de Lightning Returns: el combate y la conexión con las redes sociales. En lo referente al primero, es una evolución de lo visto en las dos primeras entregas de la subsaga del XIII pero controlando sólo a la waifu pelirrosa de Toriyama. Nos acercaremos a los enemigos visibles en pantalla y podremos golpearles con nuestra espada para comenzar la batalla con ventaja, concretamente, una reducción de vida del contrario.

Una vez metidos en tarea, nos encontramos con una mezcla de RPG por turnos y Action RPG. Cada botón principal del mando estará asignado a una acción, uno de ellos reservado para defenderse, dependiendo los demás del traje que vistamos en ese momento, que modificará nuestros parámetros y habilidades. Cambiaremos entre ellos con los gatillos L1 y R1 de la misma manera que cambiábamos de paradigma en FFXIII o de trabajo/vestido en FF X-2, por lo que realmente el sistema es familiar. Como no podía ser de otra forma, será importante cambiar entre ellos según las debilidades del enemigo al que nos enfrentemos, teniendo como objetivo idóneo aturdirle para infringir más daño.

Cada traje otorgará una cantidad diferente de puntos de vida, así como una barra de acción independiente que se consumirá en mayor o menor medida según la acción que realicemos, siendo las más poderosas las que más puntos gasten. De esta forma, desaparece la barra de tiempo para turnos y pasamos a distribuir nuestras acciones con esas barras, que se van rellenando con el tiempo y que son independientes de un vestido a otro. Así mismo, podremos utilizar el comando especial Sincronía que ralentiza el tiempo, permitiéndonos atacar más veces. Eso sí, no podremos movernos con libertad por el escenario, sino que sólo lo haremos hacia delante o atrás con respecto a los enemigos, parecido a cuando fijamos el objetivo en los Tales of. Tampoco recuperaremos vida después de los combates, sino que tendremos que estar atentos para curarnos con objetos como pociones, que podremos utilizar en plena luchando pulsando Start.

lightningreturnsdemo4

Poco más hay en la demo, la verdad, pues el mapa se limita a un pasillo por el que avanzaremos y, en ocasiones, saltaremos para superar algún obstáculo, por lo que nos quedamos con ganas de ver ese prometido mundo abierto, la exploración o las posibles aventuras secundarias. Por falta de objetos, tampoco podremos echar un vistazo a las posibilidades de personalización de trajes, accesorios y comandos. Sin embargo, la demo sí se esmera en mostrar las posibilidades de conexión con las redes sociales.

En casi cualquier momento podremos enviar una imagen, un mensaje o los resultados de nuestras batallas a través de nuestra cuenta de Facebook y Twitter. En el primer caso, podremos girar la cámara, hacer zoom o incluso borrar a Lightning de la pantalla para captar la fotografía que queramos, pudiendo añadir un título y vincular un objeto. Esto último tiene su utilidad al comprobar cómo algunos NPCs son, en realidad, contenedores de mensajes de ese Plano Exterior, como lo llama el juego. Por ejemplo, nos podemos encontrar con un soldado o un gato que posee un cartel con un mensaje concreto. Si interactuamos con él, veremos la imagen que va vinculada, dónde se realizó y quién la tomó, además de poder comprar un objeto, arma o armadura si el usuario lo ha considerado adecuado. Ese es el único valor realmente útil que tiene la conexión con FB y Twitter, un sistema de compra-venta entre usuarios, pues lo demás no es más que mera exhibición social.

La demo de Lightning Returns apenas nos muestra un aperitivo del sistema de combate y la dimensión multimedia, bagaje muy escaso para poder apreciar mínimamente el potencial del juego. Veremos si el cierre de la trilogía del XIII es al menos entretenido como promete o Motomu Toriyama sólo quiere a su waifu para él.

lightningreturnsdemo2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s