La Disociación de Haruhi Suzumiya: Cuantos más, mejor

disociacion

A paso de caracol reumático, Ivrea sigue editando las novelas ligeras de Haruhi Suzumiya y, amigos, hemos llegado ya al noveno libro, preámbulo de la doble entrega final titulada La Sorpresa de Haruhi Suzumiya y que esperemos poder leer en español antes de nuestra jubilación.

En esta ocasión, la trama de La Disociación se sitúa en el comienzo del segundo año de instituto de Haruhi y compañía, con la intrépida líder de la Brigada SOS buscando nuevos reclutas entre los nuevos e inocentes estudiantes de primer año. Mientras están en ello, en una de las habituales reuniones domingueras del club Kyon se reencontrará con una vieja amiga llamada Sasaki, que provocará cierta tensión entre ella y Haruhi. Obviamente, no os cuento más para no haceros spoilers, la parte en la que reviento el argumento está más abajo y escondida a los humanos vulgares.

El autor Nagaru Tanigawa vuelve a utilizar su esquema habitual en el que narra la vida diaria de los protagonistas mientras va introduciendo poco a poco los elementos de ciencia-ficción que acabarán explotando a medida que avanza el argumento. El caso es que sigue siendo efectivo pero ya ha perdido el factor sorpresa y cuesta más sentirse fascinado por cómo integra elementos antagónicos en la historia.

De esta manera, el factor cotidiano parece que se extiende demasiado en ciertas partes, ya que la evolución de los personajes, exceptuando a Kyon y quizá Koizumi, se ha detenido casi completamente. Por fortuna, Haruhi sí que empieza a albergar cierto cambio en esta entrega, aunque Nagato apenas tiene presencia y Mikuru no va más allá de su papel de mascota, lejos de su presencia capital en Las Intrigas.

De todas formas, esto se entiende por la aparición de los nuevos personajes, especialmente Sasaki, una buena manera de agitar la trama, más viendo el camino que va tomando el guión. De hecho, una vez terminada de leer la novela, se entiende el posible motivo por el que la última entrega de la serie está dividida en dos volúmenes. Eso sí, el final es algo anticlimático y quizá hubiera impactado más con alguno de los acontecimientos descritos páginas antes.

Algo que también puede indicar un poco el estancamiento de Tanagawa (os recuerdo que, tras La Disociación, se tiró tres años sin escribir un nuevo volumen) es su forma de ilustrar ciertos pasajes, con metáforas poco inspiradas o forzadas y, sobre todo, algunas conversaciones poco naturales y más enrevesadas de lo que realmente podrían ser. Eso sí, esto podría deberse a la traducción de Ivrea, cuya edición conserva ciertos fallos ortográficos y gramaticales con los que hemos perdido ya la esperanza tras el cambio de equipo de traducción. Sea de quien sea la culpa, es un elemento que está presente en la edición española.

Y ahora, los deportes. Digoooo, los spoilers.

Sólo podrás ver el siguiente texto si lo seleccionas. Y si eres un viajero del tiempo, un extraterrestre o un lector con poderes sobrenaturales, claro.

La aparición de un grupo similar pero opuesto a la Brigada SOS es algo que estaba en todas las quinielas en mayor o menor grado pero Tanigawa lo introduce bien, con integrantes antagónicos y bien diferenciados de los originales. Además, hay una buena graduación en ellos, con Sasaki y Kyoko como fuerzas amables y negociadoras, Fujiwara como pasota y Kuyoh como la única que se siente como verdadera amenaza. Sasaki es un buen personaje, diferente a lo visto anteriormente pero que encaja perfectamente y la rivalidad que se ha establecido no es la típica de Bien vs. Mal. Promete ser interesante el enfrentamiento entre ambos grupos en La Sorpresa.

Y hablando de la última entrega de la novela, se comprende que esté dividida en dos volúmenes teniendo en cuenta que se producen dos líneas temporales diferentes, Alfa y Beta. La primera parece ser aquella deseada por Haruhi (¿y Kyon?), con gente acudiendo a la Brigada SOS para apuntarse y la desaparición de escena del grupo rival. Por el contrario, Beta es la deseada por… ¿Sasaki? ¿Kyoko? ¿Fujiwara? ¿Kuyoh? donde la trama de ciencia-ficción se extiende más.

Me pregunto si cada volumen de La Sorpresa corresponderá a cada una de esas líneas temporales o, simplemente, es una trama demasiado extensa como para comprimirse en sólo un tomo. Eso es algo que sólo sabremos cuando Ivrea lo edite en España, así que… ¡Por favor, daos prisa! Y que sean los dos libros a la vez, a poder ser.

Se nota que La Disociación es el punto de partida para la última entrega de la serie, exponiendo elementos que se explotarán más adelante, por lo que da a este libro cierta sensación de prólogo, con algunas partes quizá demasiado estiradas y la aparición de muchas preguntas y pocas respuestas. Seguramente sea una entrega que se apreciará mejor en conjunto con La Sorpresa.

6,5/10 AMIGOS DE LA INFANCIA DE KYON

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s