Tales of Xillia: Un buen cuento con mala caligrafía

talesofxilliapal

La franquicia de Tales of siempre me ha gustado pero ninguno de sus juegos ha conseguido enamorarme totalmente, quedándose simplemente como un destacado representante de lo que es un buen JRPG. Tras Phantasia, Destiny, Eternia, Innocence y Graces; me embarqué en la penúltima (bueno, antepenúltima, según se mire) entrega de la saga: Tales of Xillia.

La historia nos presenta un mundo donde las personas poseen lóbulos de mana con el que poder manipular los espíritus y utilizar artes (lo que vendría a ser magia) a su antojo. Sin embargo, algo está provocando que los espíritus comiencen a desaparecer, amenazando el futuro de todos los humanos y de la existencia misma. Es entonces cuando Jude, un joven estudiante de medicina, se encuentra con Milla, quien asegura ser en realidad Maxwell, Señor de los Espíritus, y cuya misión es destruir una extraña máquina llamada la Lanza de Kresnik para poder salvar el mundo.

Por primera vez en la franquicia podremos elegir uno de los dos protagonistas para disfrutar de la historia, teniendo cada uno de ellos algunos pasajes y diálogos diferentes respecto al otro. Es mucho más recomendable comenzar con Jude, cuya trama es más completa y coherente que la de Milla, pues varias escenas de esta ruta no tienen el contexto suficientemente claro para entenderse de forma independiente con respecto a la otra. Además, incluso el juego es más largo si se opta por Jude.

El argumento no inventa nada nuevo tanto en el género de los JRPG ni en la propia saga pero está bien narrado de forma que sea entretenido avanzar en él. Las escenas dramáticas están bien equilibradas con respecto a las cómicas y los personajes no intentan caer con evidencia en los clichés propios de este tipo de juegos. Algunos tienen más éxito que otros, con Milla, Elize, Alvin o Jude a la cabeza, aunque se agradece que actúen con más coherencia y lógica que en otras obras del género. Es loable la determinación y humanización de Milla o los altibajos de Elize, a la que quiero adoptar en cuando tenga ocasión. Por supuesto, también nos encontraremos con los descacharrantes skits y frases espontáneas que sueltan los personajes según las circunstancias y que sigue siendo una de las grandes contribuciones de Tales of a los JRPGs.

talesofxillia1

En lo que respecta a los gráficos, se nota que Namco Bandai intentó llevar la franquicia un paso más allá pero el trabajo parece haberse quedado a mitad de camino con vistas puestas a culminarlo en futuras entregas. Las animaciones de los personajes en las escenas cinemáticas son muy rígidas y robóticas, llegando a niveles ridículos en ciertos momentos dramáticos. En lo que respecta a los escenarios, si bien algunos están bien realizados (especialmente las ciudades), la mayoría son repetitivos y vacíos, con demasiada abundancia de prados, cuevas y desiertos prácticamente idénticos entre sí. Los modelos poligonales lucen bien, con buenos efectos como el pelo, siendo una muy buena representación de los diseños originales de Kôsuke Fujishima y Mutsumi Inomata. En los combates, las animaciones son fluidas y nunca suponen un obstáculo para la jugabilidad excepto en ciertos bajones tremendos de frame rate cuando se juntan muchos enemigos y/o efectos especiales.

La banda sonora de Motoi Sakuraba acompaña la acción de forma correcta pero ningún tema termina de alzarse por encima de los demás, clavándose en tu cerebro y asociándolo para siempre a tus sesiones de vicio con Tales of Xillia en el futuro. Por su parte, el doblaje inglés es más que correcto, con una buena caracterización e interpretación de los actores, con muy buenas elecciones en Jude, Alvin o Elize. Mucha gente se quejó del de Milla pero a mí me parece que encaja bien con el personaje, una tiarrona que no es humana y que tiene la determinación por las nubes, siendo entrañable cuando se refiere a cosas más mundanas como la comida, la ropa o los pechotes.

talesofxillia4

La jugabilidad nos presenta de nuevo esos combates más cercanos al Action-RPG que a los turnos, con un botón para realizar ataques normales, otro para invocar artes (pudiendo configurarlas de forma que podamos utilizar varias combinándolo con el joystick), otro para defender o esquivar y el último para abrir el menú; con los gatillos dedicados al paso libre (para movernos por el escenario como queramos), ataques especiales o comprobar la información del enemigo. Tendremos puntos de acción que se irán agotando a medida que utilicemos nuestras habilidades, de forma que tendremos que dosificarlos bien para realizar cadenas de combos o evitar un gran tiempo de espera para que se rellenen.

Una gran novedad en el sistema de combate es la posibilidad de vincularnos con otro personaje, mejorando nuestros parámetros, accediendo a habilidades automáticas de apoyo y pudiendo utilizar ataques combinados a medida que completemos segmentos de la barra de ataque especial. Cada vez que ganemos suficientes puntos de experiencia, aumentaremos de nivel y conseguiremos puntos de orbe para desbloquear diferentes mejoras en un panel similar a la tabla de esferas de Final Fantasy X. Eso también nos permitirá conseguir puntos de habilidad que podremos repartir por diferentes estadísticas y personalizar cada personaje como queramos.

Todas estas características consiguen que los combates sean dinámicos y entretenidos aunque sólo controlemos un personaje, logrando una gran satisfacción al comprobar cómo mejoran las estadísticas y prestaciones de los protagonistas a medida que vamos consiguiendo nuevos niveles y equipamiento, abriendo un gran abanico de posibilidades para que se adapten a nuestro estilo de juego mientras somos ayudados por una inteligencia artificial más que correcta que podremos afinar con acciones automáticas según las circunstancias de la pelea (sobre todo en lo que respecta al uso de objetos) y que casi nunca nos dejarán vendidos.

talesofxillia2

Sin embargo, el sistema de combate acaba dando la impresión de que es demasiado abusivo y caótico. En primer lugar, el juego no tiene una gran dificultad, siendo sencillo superarlo incluso en nivel Difícil en la primera partida, por lo que los jugadores experimentados no encontrarán un reto mínimamente exigente. Eso produce que, en muchas ocasiones, las peleas se limiten a aporrear los botones de ataque sin ton ni son, perdiendo casi cualquier atisbo de estrategia excepto en ciertos jefes finales. De la misma manera, el juego prácticamente te obliga a utilizar los ataques especiales combinados para que la barra correspondiente se siga llenando, por lo que su abuso pone las cosas más fáciles. Al final da la impresión de que la experiencia podría ser mucho más profunda y pulida, ofreciendo en realidad mucha menos complejidad de lo que promete, pudiendo construir auténticas armas de matar en cuanto nos entretengamos un poco luchando y resolviendo las aventuras secundarias.

Hablando de estas sidequests, son en su mayoría correctas, aunque algunas sean repetitivas cayendo en los clichés que todos conocemos, pero al menos ofrecen un buen entretenimiento y nos motivan a conseguir sus recompensas. De la misma manera, deberemos subir el nivel de las diferentes tiendas del juego invirtiendo materiales o dinero para desbloquear las mejores piezas, lo que crea un ciclo que se retroalimenta para poder mejorar a nuestros personajes. Nada revolucionario pero realizado de forma correcta. La longitud del juego es bastante extensa, con un mínimo de 50 horas para poder completar una de las historias (o, al menos, la de Jude) aunque seguro que se sumarán unas cuantas más si sois completistas. De igual manera, conseguir el Platino es fácil, vendiéndose por menos de 100 horas.

Tales of Xillia es un juego muy entretenido y satisfactorio para los amantes de la franquicia y el género, consiguiendo que, a pesar de los defectos evidentes en los apartados gráficos y jugables que lo alejan de un obra pulida, acabe siendo una experiencia que merece la pena para cualquier aficionado que quiera pasar el rato disfrutando de un buen JRPG.

7/10 BAZONGAS

talesofxillia3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s