Tomb Raider: Cómo sobrevivir a un reinicio

tombraider1

He de confesar una cosa: nunca me he pasado un Tomb Raider. A pesar de haber jugado a varios de ellos, sobre todo a los dos primeros, he observado la trayectoria de la franquicia desde fuera, siguiendo lo que la gente decía más que comprobándolo de primera mano. Siempre he tenido tentación de comprarme alguno, como los remakes HD, pero al no tener clara la calidad de cada entrega, nunca terminé de decidirme.

Y eso que la combinación me atraía: plataformas, acción y puzzles. Muchas cosas leí sobre el lastre que la saga acabaría sufriendo hasta desembocar en el reinicio de 2013 (con lo bonita que es la palabra “reinicio” y todo el mundo utilizando ahora “reboot”, ains…), siendo una ocasión perfecta para iniciarme “apropiadamente” (oh, la ironía) en las aventuras de Lara Croft, tanto por lo que había visto sobre el juego como por las buenas críticas.

Esta nueva entrega funciona como un “secret origins” de la protagonista, presentándonos a una Lara muy jovencita e inexperta, casi siempre a la sombra de sus mentores, embarcada en una expedición que busca el mítico reino de Yamatai, que serviría como semilla de lo que en el futuro sería Japón. Sin embargo, una cruenta tormenta hace naufragar el barco, arrojando a los supervivientes a una isla aislada. Allí, Lara será secuestrada por unos extraños lugareños y tendrá que hacer todo lo posible para escapar con vida. Todo el mérito del argumento gira en torno a la evolución de la protagonista, siendo la trama y el resto de personajes bastante olvidables y faltos de carisma.

Para empezar, el apartado visual es espléndido, con especial mención para el diseño de la isla, con una gran variedad de escenarios que parecen totalmente vivos, cambiando su aspecto dependiendo de la luminosidad del día, siendo una auténtica delicia recorrer sus frondosos bosques, ruinas, cuevas y abismos escarpados. Yamatai es un personaje más del juego, enorme e imponente, bello y terrible. Pero ahí no acaba la cosa sino que las texturas, animaciones y modelados también son dignos de alabanza destacando, como no podía ser de otra forma, Lara, que se mueve con mucha naturalidad y fluidez, con ese detalle que se ha puesta tan de moda y que tan bien encaja de que se va ensuciando y rasgando la ropa según avanza la aventura. Comparar el comienzo de nuestra protagonista con su final, llena de cicatrices, es una señal de todas las penurias que hemos pasado. A veces algunos efectos como el agua o el fuego flojean un poco pero no empañan el conjunto ni mucho menos.

tombraider2

La banda sonora es tensa y sucia, cambiando de forma dinámica según lo que aparezca en pantalla, sean enemigos o un nuevo escenario, dando un gran ambiente al juego. Por su parte, el doblaje en castellano es de gran calidad y nivel cinematográfico destacando, como no podía ser de otra forma, a Guiomar Albuquerque como Lara, encajando perfectamente en el personaje y adaptándose a la verborrea de la protagonista, que siempre intenta animarse a sí misma o comenta acontecimientos con frases muy naturales.

En la jugabilidad encontramos una retroalimentación basada en la ironía. Resulta que Uncharted, una de las sagas emblemáticas de PS3, bebió de Tomb Raider en sus inicios y, ahora, en el reinicio de 2013, es Tomb Raider quien ha bebido de Uncharted, especialmente en lo referente al ritmo, la incorporación de escenas interactivas espectaculares en la narración y la acción pero, afortunadamente, le da varios giros a la fórmula, mejorándola y dotándola de personalidad propia.

En primer lugar, volvemos a encontrarnos con una combinación de exploración, acción y plataformas adaptadas al día de hoy. En lo referente a la exploración, deberemos recorrer cada escenario para encontrar nuestro próximo destino y los numerosos coleccionables que hay, motivándonos para no dejar ni un palmo sin comprobar. Para ello utilizaremos nuestras técnicas de salto y escalada que, a pesar de no acercarse a la libertad y la necesidad de apurar hasta el último pixel de los originales, sí que da mayor sensación de autonomía que los de Nathan Drake. El control responde al instante, dando mucha satisfacción completar una sucesión de saltos en el momento justo con un brinco desesperado a un saliente agarrándonos con el piolet en el último momento.

tombraider3

En la acción, Tomb Raider vuelve a recurrir al conocido sistema de coberturas pero, en esta ocasión, tendremos libertad para abordar cada situación, premiándose el sigilo sobre el enfrentamiento directo. Uno de los aciertos del juego es que consigue mantener un gran nivel de tensión en los diferentes combates, especialmente al principio, dándonos la verdadera sensación de Lara es vulnerable y cada batalla es a vida a muerte… aunque acabe convertida al final en una diosa de la destrucción. Para ello contamos con diferentes armas, como las típicas pistola, escopeta y rifle; aunque las que destacan por encima de todas son el piolet para rematar cuerpo a cuerpo y el arco, perfecto para eliminar enemigos de forma silenciosa desde lejos. Además, cada enfrentamiento también tiene un aspecto sucio y lejos de cualquier lírica, con Lara acabando con sus adversarios con movimientos torpes y desesperados, señalando acertadamente que no es ninguna heroína de acción en su origen. Esto también se comprueba en los diferentes QTEs, tanto para completar algunos ataques como para superar ciertos escenarios, estando bien dosificados para no saturar.

La combinación funciona a la perfección, sumándose la posibilidad de mejorar las armas utilizando restos que encontraremos por la isla y conseguir nuevas habilidades con puntos de experiencia que ganaremos al acabar con enemigos de diferentes formas, cazando animales, encontrando tesoros o completando objetivos secundarios, como las tumbas, lugares que tendremos que superar a través de puzzles de entorno, siendo muy interesantes pero breves, dejando con ganas de mucho más.

tombraider4

Por último, también hay un modo online si queremos socializar aniquilando a otras personas. Es muy similar al de Uncharted con unas poquitas aportaciones, como el uso de trampas, pero no aporta nada nuevo, aunque sigue siendo entretenido para echarse unas partidas, además de tener un buen control. Eso sí, a veces el matchmaking es muy puñetero y pone en evidente desventaja a uno de los bandos en los modos de equipo.

Tomb Raider es un juego muy entretenido, tenso, variado, con muy buen ritmo y que se presenta como un excelente punto de partida para la resurrección de la franquicia. A pesar de que muchos crean que vive a la sombra de Uncharted, amplía y mejora su fórmula con mucha más exploración y variedad. Lara Croft se presenta como una superviviente total con mucha guerra que dar por delante.

8’5/10 GOLPES DE PIOLET

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s