Impresiones de la temporada de verano de anime de 2014

sailormooncrystal1

Tras darme un respiro en primavera con tanto anime (aunque en mi próximo viaje a Galicia recuperaré algunas como Isshuukan Friends o Hitsugi no Chaika), en esta temporada veraniega pensaba ver sólo dos series pero al final he terminado viendo siete… más dos derivados de ellas… más una OVA. Chicas y chicos, no soy un tipo de fiar. Pero mis impresiones del anime de verano sí. O no. No sé.

Debido al mencionado parón no arrastro ninguna serie de entonces aunque, casualmente, dos de las que vi en invierno han tenido su prolongación en estos calores estivales. De principios de año acabé dejando colgadas Tonari no Seki-kun sobre el séptimo capítulo (no estaba mal pero no me terminó de enganchar), Pupa al quinto (increíble que episodios de tres minutos de duración acaben siendo tan infumables y ridículos) y Space Dandy al séptimo, mi gran decepción de los últimos tiempos siendo una serie de mi bien amado Shinichiro Watanabe. Sin embargo, Sekai Seifuku estaba bastante entretenida y espero con ganas una segunda temporada u OVAs. Y de las otras dos que estuve viendo pues las comento a continuación y así hilo temas. Si es que a veces molo tanto que me odio.

noragamiova2

NORAGAMI OVA #2: HARU NO YAKUSOKU

Noragami, basado en el manga de Adachitoka y producido por el estudio BONES (Wolf’s Rain, RahXephon, Fullmetal Alchemist, Soul Eater), me gustó aunque los últimos capítulos perdían muchísimo fuelle, con un final precipitado y ofensivamente típico y tópico. Por lo visto, según fuentes fiables, ese bajón se dio justo cuando el anime se desmarcaba de la obra original y se inventaba lo que pasaba. ¿Casualidad? No lo creo. Pero bueno, quitando eso, se disfrutaba gracias en gran medida al carisma de Yato, así que era obvio que vería la segunda OVA, estrenada el pasado 17 de julio.

Al igual que la primera, que vio la luz en febrero, tiene un marcado carácter cómico, narrando la reunión en un picnic de todos los personajes de la serie, centrándose en el intento de Hiyori de que Yato y Bishamon se reconcilien. Son 24 minutos con mucho humor, muy agradables y en los que cada personaje tiene su momento de gloria, por mínimo que sea. Un buen divertimento para los que tenemos más ganas de Noragami. Y Bishamon me pone muy burraco con el uniforme militar. Espera, ¿esto lo he dicho en voz alta?

shinstrange+

SHIN STRANGE+

He de reconocer que ni me enteré de que Strange+ iba a tener segunda temporada hasta que salió el primer episodio. La primera me gustó con sus capítulos de tres minutos, llenos de humor absurdo, surrealista, paródico y físico; y en ésta no ha cambiado mucho la cosa, añadiendo algunos personajes nuevos pero con el mismo frenetismo de siempre. Muy continuista pero es que es eso lo que queremos. Píldoras de diversión comprimidas que se consumen con total gusto. Eso sí, todavía no han aparecido los culos explosivos…

akamegakill

AKAME GA KILL!

En principio no tenía mucho interés en ver esta adaptación del manga de Takahiro y Tetsuya Tashiro que lleva publicándose desde 2010 y que cuenta con 10 tomos recopilatorios hasta ahora, pero debido a las numerosas críticas positivas, decidí darle una oportunidad. Producido por el estudio White Fox (Steins;Gate, Jormungand), nos cuenta la historia de Tatsumi, un guerrero ingenuo e idealista que marcha a la Capital para ayudar financieramente a su aldea pero que se ve reclutado por una misteriosa organización de asesinos llamada Night Raid que pretende acabar con la corrupción de la ciudad.

Básicamente, Akame ga Kill! es un shônen que pretende desmarcarse un tanto de los demás añadiendo unos temas y una violencia más explícitos y crudos, con abundancia de desmembramientos y un gran uso de pintura roja, digooo, sangre. Pero ahí tenemos los clichés del género, el protagonista que es más bueno que un cacho de pan con espada, la chica callada pero maestra del combate (¿acabará la relación entre ambos con erótico resultado?), una chica gato, una tsundere, el salidorro de turno, la jovenzuela educada y tímida con gafas, el gay musculado con tupé… espera, quizá lo último no sea tan típico. Bueno, da igual, se mantienen los recursos de combates con enemigos cada vez más fuertes y la necesidad de hacerse más poderoso para proteger la justicia, así como los toques de humor y un pelín de fanservice.

No se puede decir que me haya entusiasmado, como tampoco lo ha hecho ninguna de sus compañeras de género, pero es una serie bastante entretenida hasta el momento y tiene su punto de atracción en esa mayor oscuridad y violencia cruda. El apartado visual es más que correcto, sin ninguna gran filigrana, pero perfecto para su cometido y mostrando claramente la acción, algo siempre muy positivo. Además, no me puedo resistir al diseño visual de Akame: pelo largo, liso y oscuro con corte hime; vestimenta en rojo y negro, corbata… Pena que su personalidad no sea de las que más me atraigan. Oye, pero casi mejor, ahora que lo pienso. Por cierto, para ser una organización supersecreta en constante peligro, Night Raid no se preocupa mucho en esconder su cuartel general o la condición de sus integrantes…

Por cierto, acompañando la emisión de la serie también hay unos cortos de un minuto de duración llamados Akame ga Kill! Theater con versiones SD de los personajes y tonterías por doquier. No están mal.

glasslip

GLASSLIP

No podía evitarlo. Después de lo que me encantó Nagi no Asukara (aquí tenéis mi reseña), sentía la necesidad de seguir la nueva serie del mismo estudio, P.A. Works (Another, Angel Beats!, Hanasaku Iroha), más cuando parecía seguir con un estilo casi idéntico, tanto visual como argumentalmente. En esta ocasión, la historia está protagonizada por Touko, una joven que vive en el seno de una familia de vidrieros y que tiene como amigos cercanos al atlético Yukinari, la sofisticada Yanagi, el alegre Hiro y la callada Sachi. Sin embargo, durante el verano llega a su instituto un chico llamado Kakeru que parece conocer el secreto de nuestra protagonista.

Efectivamente, Glasslip sigue la estela de Nagi no Asukara: culebrón (en el buen sentido) con sus dosis exactas de romance, humor, drama y fantasía. En esta ocasión, y al contar con sólo 13 episodios, todo va más directo (que no deprisa), marcando claramente desde el principio cuáles son las relaciones entre los personajes, todos ellos bien definidos y desarrollados hasta el momento. Visualmente no es tan apabullante como su antecesora (especialmente en los escenarios) pero sigue demostrando el buen hacer de P.A. Works. Aviso, de nuevo consiguen que te enganches y que tengas muchas ganas de que llegue el próximo episodio para saber qué ocurre a continuación. Y eso, amigos, es impagable.

sabagebu

SABAGEBU!

Aquí llega la apuesta de mi intuición en esta temporada. Mientras que en el resto de animes aquí presentes tenía algún que otro factor para animarme a verlo, el caso de Sabagebu! es completamente diferente. Fue ver un par de imágenes y gifs y pensar que podía gustarme…. cosa que ha sido todo un acierto. Basado en el manga de Hidekichi Matsumoto, que lleva publicándose desde 2010 y cuenta con seis tomos hasta el momento, y producido por el estudio Pierrot (Kimagure Orange Road, Great Teacher Onizuka, Naruto, Bleach), su argumento nos presenta a Momoka, una estudiante que pasa de todo pero que acaba apuntándose sin comerlo ni beberlo en el Club de Juegos de Supervivencia de su instituto.

Es bien conocida mi aversión a cualquier serie que huela a moe por el moe, con aburridas chicas moe haciendo aburridas cosas moe en su aburrido club moe. De hecho, muchas veces me lamento de que, bajo tanto tabernero de Los Simpson, seguramente me pierda más de una serie potable. Sin duda alguna, este es uno de esos casos y por Kefka que me alegro de haberlo rescatado del olvido. Olvidaos de cualquier atisbo de moe y, si lo hay, será para ser destruido sin contemplaciones. Sabagebu! es un anime de humor absurdo, surrealista y con mala baba.

Lo primero que me encanta de la serie es que todas las protagonistas son unas cabronas sin sentimientos a las que sólo les importa ellas mismas y su egoísmo descontrolado. La primera de ellas, sin lugar a dudas, la protagonista, rastrera y vengativa, pero seguida a la zaga por la presidenta del club o la típica niña mona con coletas que tiene una auténtica personalidad bastante más… complicada. El ritmo es rápido y despiadado, atacando y destrozando cómicamente todo lo que toca. Además, que los enfrentamientos con pistola se recreen como si fueran un tiroteo en plan Hollywood me parece entrañable porque todo eso ocurre dentro de la cabeza de las protagonistas. Para terminar, el narrador también es genial, anticipándose a las quejas o dudas de los espectadores, poniendo su granito de arena en la locura general. Todo eso con un apartado visual correcto, limpio y expresivo. Una comedia que te arranca varias carcajadas por episodio. Con eso ya tiene mucho ganado.

barakamon

BARAKAMON

De comedia a comedia y tiro porque me toca. Barakamon es otra serie que no me llamaba mucho la atención al principio pero, debido a las buenas críticas, le di una oportunidad. Basado en el manga de Satsuki Yoshino, que lleva publicándose desde 2009 con ocho tomos a sus espaldas, y producido por el estudio Kinema Citrus (Black Bullet, Tokyo Magnitude 8.0, Code: Breaker), el argumento nos presenta a Seishuu Handa, un joven calígrafo que viaja a un tranquilo pueblo costero en una isla tras un incidente con el director de una galería que le criticó para reflexionar, tranquilizarse y trabajar en sus obras. Sin embargo, acabará siendo arrastrado por el estilo de vida del lugar, especialmente gracias a una niña llamada Naru.

En un primer momento es probable que Barakamon os recuerde a Yotsuba, pues ambas obras son slice of life cómicos que se sustentan mucho en un personaje infantil pero, en este caso, el humor es más exagerado y, en ocasiones, absurdo. Gran parte del mérito recae en la química que existe entre Handa y Naru, entrañable y humorística a partes iguales, y es que es de agradecer que esta serie represente a un niña que lo parece, no la típica loli moe moe kyun nekita nyaaaa calientabraguetas que vemos en otras producciones. Naru es adorable en ocasiones pero en otros es insoportable y siempre mantiene una vitalidad y curiosidad muy realistas. Cada vez que aparece en pantalla roba la escena al momento… y el corazón de los espectadores. Y la risa, por supuesto. Además, su actriz de voz tiene su misma edad, lo que ayuda mucho con su tono natural, desenfadado y refrescantemente infantil.

El resto de personajes no se quedan atrás, como el propio Handa, que clava su papel de pez fuera del agua; las jovencitas Miwa y Tamako (impagables los momentos fujoshi de esta última) o el alcalde del pueblo. Además, el aspecto visual acompaña perfectamente, con escenarios naturales ricos en detalles, expresiones cómicas y animaciones suaves. Otra grata sorpresa que alegra el día a cualquiera. Además viene acompañado de unos cortos llamados Barakamon: Mijikamon graciosetes en los que los protagonistas en versión SD van comentando lo que ocurre en la serie.

zankyounoterror

ZANKYOU NO TERROR

Como ya he mencionado antes, Space Dandy fue toda una decepción para mí viniendo de Shinichiro Watanabe (Cowboy Bebop, Samurai Champloo, Sakamichi no Apollon) pero tenía esperanzas de redención con Zankyou no Terror, un anime original producido por el estudio MAPPA (Sakamichi no Apollon, Uchuu Kyoudai, Hajime no Ippo Rising) y música de mi no menos amada Yoko Kanno (La visión de Escaflowne, Ghost in the Shell S.A.C., Macross Plus). La historia nos presenta a dos jóvenes que planean una campaña de terror en Tokio, cometiendo varios atentados para poner a los poderes políticos y policiales en jaque.

De momento, tiene potencial para que firme las paces con Watanabe. La serie tiene un tono serio, oscuro, grave y sobrio para detallar cómo los protagonistas van desarrollando su plan, intentando confundir a la policía y tomando a una cómplice forzosa cuya vida ha sido bastante dura. Realmente, Zankyou no Terror tiene un estilo bastante hollywoodiense mezclando el género de asesinos en serie con el de terroristas, tomando como punto de vista el de los criminales. Yo tengo debilidad por este tipo de argumentos por lo que de momento tiene mi beneplácito aunque todavía es una incógnita saber hacia dónde se dirigirá. El apartado técnico acaba de redondear todo, bastante bueno pero sin ser nada sorprendente tampoco.

sailormooncrystal2

SAILOR MOON CRYSTAL

Sí, sí, que todos somos muy machotes y abrimos latas de cerveza a cabezazos pero todos veíamos Sailor Moon de pequeños. Yo tengo un buen recuerdo, a pesar del chasco de que nunca se viese ninguna cacha de las protagonistas en las escenas de las transformaciones per, más allá de mi traumática juventud, tenía ganas de ver esta nueva adaptación del manga de Naoko Takeuchi, realizada por el estudio Toei y con la promesa de ser más fiel a la obra original que el anime de 1992, que se fue emitiendo simultaneamente a la publicación del manga. Todos conocemos la historia de Usagi (Bunny para los amigos de los 90), una chica torpe y llorona que se convierte en guerrera de la justicia tras toparse con una gata parlante llamada Luna.

En primer lugar, he de aclarar que a mí los nuevos diseños no me desagradan, todo lo contrario, son más fieles a los de Takeuchi y lucen muy bien en pantalla a pesar de ciertas proporciones un tanto… bueno, peculiares, especialmente en lo que respecta a brazos y piernas. Por eso me hace gracia esa gente que dice que la nueva serie ha destrozado visualmente la esencia del anime original cuando, en realidad, lo que han hecho precisamente es acercarse más a la esencia de la obra, por lo que está muy bien que no os guste pero argumentadlo con lógica y coherencia. De los que sí podéis quejaros son de ciertos momentos de “quality” demasiado evidentes, con personajes bizcos o miembros desencajados que llaman la atención en un proyecto de, supuestamente, gran (o buen, al menos) presupuesto, más cuando en otros momentos consigue crear planos bastante bellos. Así mismo, la tan cacareada transformación en 3D me parece simplemente correcta, no es nada del otro jueves pero tampoco es una aberración como algunos pregonan, más cuando no se recrean mucho con los efectos informáticos y lo mantienen todo con un estilo sencillo.

Por lo demás, Sailor Moon Crystal es un agradable viaje nostálgico a los 90, a un tiempo donde todo era más sencillo y menos pretencioso. Se mantiene la estructura de aquel anime (muy en plan sentai, con monstruo semanal y nuevos poderes), quitando todo el relleno de entonces (el segundo episodio de Crystal es el octavo del original) y parece que apostará por un tono algo más maduro y cercano al manga. Igualmente, muchos dicen que se ha eliminado mucho humor en la nueva serie cuando, de nuevo, es totalmente falso. Lo que se ha borrado son las caricaturas, expresiones cómicas y chibis presentes en los 90, apostando por un humor más basado en las situaciones. Una buena muestra es la primera conversación entre Usagi y Luna en la habitación de la primera, donde en Crystal utilizan un recurso tan sencillo como eficaz y cómico. Por lo demás, sigue siendo un anime muy entretenido, con sus incongruencias argumentales (que realmente no importan porque lo esencial es divertirse) y con una protagonista igual de insoportable, torpe, llorona y hostiable. Espera, ¿esto último es bueno? No lo sé… El caso es que la música también está muy bien, tanto la ambiental con coros como el nuevo opening.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s