The Walking Dead: Season 2 – Crecer, sobrevivir, morir

twds21a

La primera temporada del videojuego The Walking Dead, desarrollado por Telltale Games, fue una de las grandes experiencias del mundillo en 2012. Aquella aventura interactiva, donde cada decisión nos torturaba moralmente, ganó todos los premios habidos y por haber, consiguiendo a pulso la etiqueta de GOTY. Tras sufrir las consecuencias del apocalipsis zombi en nuestras propias carnes, nuestro masoquismo ansiaba la llegada de la segunda temporada. ¿Alcanza el nivel de la primera?

La historia arranca justo después del incierto final de la anterior entrega, con Clementine sola tras la muerte de Lee y siendo localizada por dos misteriosas figuras a lo lejos en el campo. Simplemente por saber el destino de nuestra niña matazombis favorita ni siquiera conviene explicar los cinco primeros minutos de la nueva temporada, donde sólo cabe señalar que controlaremos a la pequeña Clem, siendo su periplo para sobrevivir el gran hilo conductor de la trama.

Todo el que se puso en la piel de Lee se encontrará en terreno familiar. El motor gráfico es prácticamente el mismo, con un diseño de personajes y estilo visual muy personales que intentan retener el espíritu del cómic original, pero con animaciones en muchos casos muy rígidas y estáticas, aunque es obvio que Telltale no pretende alcanzar la excelencia técnica en ese apartado, prefiriendo crear una ambientación que nos transmita la falta de esperanza en un mundo totalmente en ruinas, tanto física como moralmente. Eso sí, se mantienen las ralentizaciones en ciertos puntos del juego, especialmente en momentos de carga o transición entre escenas. Son menos notorias que en la anterior entrega pero siguen estando presentes, al menos en la versión de PS3.

La jugabilidad tampoco ha cambiado mucho. La interfaz se ha pulido un poco para que sea más visual y sencilla, aunque no haremos mucho uso de ella excepto para ir de un punto A a un punto B. Después de todo, The Walking Dead es una aventura interactiva centrada principalmente en la historia, los personajes y nuestras decisiones. Volveremos a tener algunos sencillísimos puzzles (más simples, cortos y escasos) utilizando objetos y escenas de acción donde se mezclan QTEs simples (básicamente, mover el joystick hacia una dirección o machacar un botón hasta llenar una barra) con la necesidad de mover nuestro cursor al sitio indicado (normalmente, la cabeza de un zombi) antes de que algún peligro pueda herirnos. Es prácticamente imposible atascarse en el juego pero, si lo conseguís, quizá os convenga mejor dedicar vuestro tiempo libre a cazar gamusinos.

twds24

Y es que, como ya he mencionado, todo es un vehículo para la trama, el desarrollo de personajes, las relaciones que se crean entre ellos y nuestras decisiones, que irán moldeando el guión. La segunda temporada sigue manteniendo un gran clima de tensión, transmitiendo perfectamente la importancia de todo lo que hagamos y digamos, dependiendo de ello no sólo nuestra vida, sino también la de todos los que nos rodean, sean aliados o enemigos. Este factor se acentúa al estar controlando a Clementine, a la que conocemos desde la primera entrega, completando su viaje de niña indefensa a superviviente total en un mundo donde no te puedes fiar de nadie y la muerte está sólo un paso detrás de ti. Muchas veces intentaremos mantenernos coherentes con nuestros principios, cimentando la personalidad de Clem en base a todo lo que ya aprendió con Lee pero existirán muchos momentos en los que no sepamos qué decir o hacer, teniendo que elegir el menor de los males, el futuro de una persona en unos segundos o sacrificar algo valioso. Cada paso en este viaje es una patada en el estómago, un vuelco al corazón y un trago de sangre que nos causará náuseas. No es un juego para alegrarte una tarde, consiguiendo que nunca te sientas como una buena persona, sino todo lo contrario. Pero precisamente esa es una de las grandes lecciones de The Walking Dead: uno nunca puede hacer lo que considere bueno, sino que tiene que hacer lo que tiene que hacer sacrificando cosas por el camino. Siempre tendremos la sensación de que algo muy malo va a ocurrir y, cuanto más se retrase, peor será. Cada vez que conozcamos a un nuevo personaje y nuestros lazos se estrechen más, sospecharemos que todo terminará de la forma más triste y cruel posible. The Walking Dead apenas nos da tregua para tomarnos un respiro. Como dice uno de los personajes, estaremos tan preocupados en sobrevivir que ni siquiera disfrutaremos del mero hecho de seguir viviendo.

Si bien la Season 2 sigue lanzándonos escenas muy explícitas de violencia (tanto física como moral) y otras llenas de emoción, calidez y desesperación humanas, consiguiendo que nos estremezcamos completamente; el guión no alcanza la excelencia de la primera temporada. La primera causa es lógica: se pierde el factor sorpresa. Como Clementine, ya nos hemos acostumbrado en mayor o menor medida a la crudeza del apocalipsis zombi y, aunque sigamos sintiendo escalofríos con todos los dilemas e injusticias que nos encontramos, podemos asimilarlo mejor. Debido a ello, el argumento necesitaba un paso adelante para poner el listón más alto y volver a sorprendernos de forma turbadora pero, a pesar de utilizar alguna que otra situación novedosa, no alcanza la intensidad de la odisea de Lee, aunque se mantiene la máxima de que cualquiera puede morir en cualquier momento de la forma menos épica posible.

twds25

Mucha culpa de eso se debe tanto al desarrollo de personajes como al ritmo de la narración. Mientras que el reparto de la primera temporada era simplemente excelente, en esta ocasión nos encontramos con algunos personajes un tanto desdibujados o desaprovechados como Nick, Carlos o Sarah; sin apenas trasfondo ni interacción directa con Clem, apuntando algunos incluso a una importancia potencial mucho más grande de la que finalmente tienen. Esa irregularidad entre unos personajes y otros hace que sea más difícil desarrollar un sistema de filias y fobias para apoyar y oponerse a tus compañeros, lo que deriva en que nos dará igual el destino de algunos de ellos, perdiendo esa inmersión vital para intentar equilibrar todo como podamos, ayudando a nuestros favoritos e intentando deshacernos o redimir a los que no nos gustan. El ritmo mantiene la irregularidad, con bajones evidentes de intensidad y tiempos muertos en los que apenas pasa nada, sin contribuir al argumento. Esto se agrava teniendo en cuenta que la duración del juego es inferior a la de la primera temporada, con cada episodio rondando la hora y media, mientras que en su antecesor alguno alcanzaba incluso las dos horas y media. Eso puede explicar la falta de desarrollo de algunos personajes pero también hace más notorios los problemas de ritmo.

Eso no quita que sigamos teniendo escenas memorables, momentos emocionantes, sentimientos encontrados y cliffhangers angustiosos, a lo que se suma una conclusión que pone en un brete a Telltale pues, según nuestras acciones, alcanzaremos uno de los tres finales diferentes (con distintas variaciones cada uno), radicalmente diferentes entre sí y que serán muy difíciles de conjugar en un punto de partida común en una previsible tercera temporada. Pero mientras esta llega, ya será suficiente con llevar la carga de todas nuestras decisiones en la segunda temporada.

The Walking Dead: Season 2 no alcanza la excelencia de la primera temporada, con un peor desarrollo de personajes, un ritmo irregular y una menor duración. Aún así, sigue siendo una experiencia única en el mundo de los videojuegos, con escenas memorables, pasajes muy duros moralmente, interacciones emocionantes y un clima de tensión que te mantendrán al borde del asiento en sus mejores momentos. Sólo una cosa importa ahora: sobrevivir.

8/10 DILEMAS MORALES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s