Perdida (Gone Girl): La sonrisa congelada

perdida1

En una de las escenas de Perdida, el personaje de Ben Affleck posa delante de una foto de su esposa desaparecida, animado por la marabunta mediática que le rodea, visiblemente incómodo pero terminando por esbozar una sonrisa socarrona, casi patética, irritantemente cómica en una situación muy comprometida. Sin duda, acaba siendo uno de los mejores resúmenes de la película.

Basada en la novela homónima de 2012 escrita por Gillian Flynn, que también se encarga del guión, Perdida está dirigida por David Fincher (Seven, El club de la lucha, La red social) y cuenta con la banda sonora de Trent Raznor (líder de Nine Inch Nails) y Atticus Ross, una dupla que ya colaboró con el director en Millennium y La red social; y un reparto liderado por Ben Affleck, Rosamund Pike, Neil Patrick Harris, Kim Dickens, Carrie Coon y Tyler Perry.

La historia nos presenta a Nick Dunne, un hombre normal y corriente que, en el día del quinto aniversario de su boda, vuelve a casa para comprobar que su mujer ha desaparecido. Tras acudir a la Policía y sufrir un gran acoso por parte de los medios de comunicación, pronto comenzarán las sospechas sobre su responsabilidad en el suceso. Poco más se puede decir del argumento pues es una película de la que conviene no saber absolutamente nada para disfrutar de cada giro y sorpresa que ofrece. De hecho, es difícil escribir una reseña precisamente por eso, por la necesidad de no dar ninguna pista de lo que podemos encontrar en ella pues, a pesar de su campaña promocional y su premisa poco original, consigue destrozar cualquier expectativa que tengamos en el tipo de obra que nos vamos a encontrar.

perdida2

David Fincher vuelve a ofrecer su precisión quirúrgica a la hora de rodar con una realización sutil, atmosférica, turbadora y limpia, consiguiendo crear unos entornos tenebrosos en ambientes cotidianos y usualmente acogedores gracias a un uso incisivo de la iluminación y los planos, muchas veces tan afilados y asépticos como un bisturí, incidiendo en el enfrentamiento entre los personajes y exteriorizando el tono incómodo y cruento que va tomando el relato. El apartado visual se encuentra perfectamente acompañado por la banda sonora, donde Trent Raznor y Atticus Ross han conseguido adaptarse de forma natural a la visión de Fincher, ofreciendo una partitura de temas electrónicos sencillos y ambientales pero que consiguen una atmósfera de pesadilla propia de una película de terror. Así, la música consigue alzarse como protagonista en alguno de los pasajes más escabrosos, especialmente cierta escena del final donde la tensión y la sorpresa crecen de forma espectacular acompañadas de los últimos minutos del tema At Risk (variación de otra pista de la banda sonora, Consummation).

El reparto rinde a un nivel altísimo, con un Ben Affleck al que se le nota su entrenamiento para convertirse en Batman y que clava el papel de un hombre simple que se ve confundido y superado por las circunstancias, una Margo Dunne como su hermana y apoyo incondicional que sirve como brújula emocional de la película, Kim Dickens como una detective competente pero imperfecta que se ve arrastrada por las múltiples aristas del caso y… una ESPECTACULAR Rosamund Pike, cuya actuación agota cualquier adjetivo positivo y del que no puedo decir nada más para no dar pistas sobre la historia. De hecho, merece verse en versión original para poder disfrutar al completo tanto de su papel como el de Affleck.

perdida4

¿Cómo señalar las bondades de la película sin dar más detalles de lo que nos espera? Es difícil pero se puede decir que Perdida es un escupitajo a la cara de muchas convenciones hollywoodenses, retorciendo lugares comunes, estrangulándolos y pisoteándolos, retando cualquier expectativa que podamos tener ante su premisa. Nos sumerge de lleno en una historia turbia y sugerente, cruel y cómicamente incómoda en numerosas ocasiones, sorprendiéndonos y zarandeándonos, despojándonos de cualquier zona de seguridad en la que podamos confiar. Además, Fincher maneja con soltura a los personajes y actores, que en muchas ocasiones nos dejarán con una sonrisa helada en el rostro o un escalofrío por la espalda, todo ello con un ritmo envidiable, lleno de tensión contenida, que hace que las dos horas y media que dura pasen en un respiro y dejen con ganas de más. Como colofón, el final es un excelente resumen de sus cualidades, muy coherente con todo lo que se ha ido desarrollando en la pantalla.

Perdida es una película sorprendente, intrigante, incómoda, turbadora y que dejará descolocado a más de un espectador en su butaca. David Fincher vuelve a ofrecer un producto impecable audiovisualmente, con una narración precisa como un reloj suizo que va desarrollando un argumento demoledor e hipnótico que consigue atrapar sin remedio, jugando y rompiendo con las expectativas del espectador.

8,5/10 CARICIAS AL GATO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s