Retro Gamer: La revista viejuna para jugadores viejunos

screenshot_00012

Cuando era niño y adolescente casi todos los meses solía comprar alguna revista, ya fuese la Hobby Consolas, Nintendo Acción, Mega 64, Minami, Shirase o incluso, en el ámbito familiar, Quo y National Geographic. Sin embargo, con la llegada de Internet y otros gastos, dejé de lado las publicaciones impresas durante más de 10 años hasta que una ha vuelto a conquistar mi corazón.

Retro Gamer es la versión española de la edición inglesa homónima, versión que se lleva publicando desde enero de 2004 con más de 115 entregas mientras que la autóctona ha alcanzado hasta ahora las 10. Descubrí la revista con su número 8 cuando me topé con ella en un quiosco de Lugo este verano, buscando algo con lo que entretenerme en los largos y tranquilísimos días de vacaciones en mi aldea gallega. La portada dedicada a Golden Axe me llamó la atención al instante y, aunque los 6,95€ que cuesta podían echar un poco hacia atrás, tras hojearla decidí darle una oportunidad. Ahora, soy fiel a mi cita trimestral con ella.

El primer gancho que tiene Retro Gamer es su maquetación, toda una oda de amor al píxel y los gráficos 2D empezando por la portada, que siempre se adapta al juego estrella del número, utilizando en ocasiones un diseño similar al de una carátula de videojuego antiguo o con diseños sencillos pero atractivos con un gran uso de la tipografía y los colores. Consigue vender de forma perfecta el producto y el mero hecho de saber qué se les ha ocurrido con la próxima portada ya es todo un incentivo. Pero si ya en el exterior el resultado es muy bueno, el interior alcanza cotas espectaculares. Cada reportaje toma un diseño totalmente personalizado al tema que trata, incluyendo fondos, marcos y despieces, acompañándolo con una gran cantidad de capturas de gran calidad, todo con una variedad y limpieza dignas de mención sin perder homogeneidad. De hecho, a veces intentan rizar tanto el rizo que la maquetación se interpone en el texto o algunas capturas son demasiado pequeñas, pero son fallos leves que no empañan el resultado final.

screenshot_00011

En lo que respecta a contenido, hay que diferenciar dos etapas en la revista. Si bien comencé a comprarla a partir del número 8, pude hacerme con el 7 posteriormente y se advierte un giro radical entre ellos. Anteriormente, existía una mayor variedad de secciones, dando mayor espacio a las firmas propias de la versión española, incluyendo una editorial, reseñas de juegos actuales, homebrew o momentos que marcaron a los redactores. Esto ofrecía más alternativas y una mayor cobertura de la escena retro de nuestro país pero también propiciaba una mayor irregularidad debido a la naturaleza mucho más subjetiva de estos artículos, donde muchas veces se primaba más la nostalgia de los autores que el juego en sí o sus gustos personales, algo que se notaba por ejemplo en el reportaje sobre The Legend of Zelda: The Wind Waker, donde podíamos leer una defensa desaforada del juego haciendo de menos al resto de entregas de la saga.

Todo eso cambió a partir del número 8, donde se suprimieron todas las secciones personales y únicamente se mantuvieron las noticias, los reportajes sobre juegos y consolas y la pantalla final. Al fin y al cabo, este contenido acaba siendo el más interesante y cuidado de la revista, donde no sólo podremos recrearnos en nuestra nostalgia recordando juegos que nos han marcado sino que en muchos casos descubriremos datos que desconocíamos. Estos reportajes alcanzan sus mayores cotas de interés cuando se detallan sus procesos de desarrollo, muchas veces con declaraciones de los propios involucrados y creadores, y su influencia posterior. Normalmente, los artículos alcanzan un buen nivel incluso cuando no cuentan nada especialmente nuevo pero son muy amenos, aunque en algunas ocasiones pasan muy por encima y de forma fugaz por el tema en cuestión, especialmente con el repaso de algunas franquicias, como el de King of Fighters del número 10. Eso sí, luego tenemos piezas muy sabrosas dedicadas a Punch-Out!!, Defender, Hard Drivin’, Sega Saturn, Famicom Disk System, Turbografx, Crazy Taxi, Yie Ar Kung-Fu, Battletoads, Splatterhouse, Atari Lynx, Game Boy, Cinemaware, Livingstone Supongo, 3DO, Activision, 1985 Alternativo o Streets of Rage, por ejemplo; además de recopilaciones del Top de juegos de varias plataformas o el repaso a algunos géneros como la estrategia por turnos, el fútbol, los FPS o los beat’em up. Normalmente, su contenido abarca una horquilla temporal que va desde los años 70 hasta 2000, aunque a veces se aventuran a tiempos más modernos siempre que lo demande la información.

retrogamer3

Entre los defectos presentes en la revista, además de la irregularidad de algunos artículos (algo obvio en cualquier publicación) y algunos fallos de maquetación, los más notorios son ciertos despieces que repiten información ya dada en el texto principal (especialmente los “Sabías que…”) y que, por tanto, son redundantes e inútiles, y fallos ortográficos pero no tanto por gramática ni desconocimiento sino por despistes, con palabras a las que les falta alguna letra o están cambiadas, mayúsculas erróneas, signos de puntuación que no corresponden y similares, algo que suele solucionarse con una buena corrección de textos pero que aquí flojea en algunos momentos.

Retro Gamer es una publicación amena y completa que llenará de gozo a todos los nostálgicos que crecieron con los videojuegos de los 80 y los 90 y que sueñan con píxeles y melodías chiptune. Compensa totalmente los 6,95€ que cuesta gracias a su creativa maquetación, su gran contenido y su ritmo trimestral, dándonos la oportunidad de guardar una parte de nuestra memoria en la estantería de nuestra habitación.

Anuncios

Un comentario en “Retro Gamer: La revista viejuna para jugadores viejunos

  1. Creo que a todos nos ha pasado lo mismo. Éramos de revistas hasta que llegó internet y surgió el “boom” de las páginas de “actualidad gamer”. Pero creo que es algo inevitable. La información en Internet va mucho más rápido que en las publicaciones y para enterarnos de las novedades es mucho mejor.

    Lo bueno que tiene la Retro Gamer es que pasa de las novedades y se centra en las reseñas de los juegos. Además cuenta con el factor nostalgia, que creo es lo que la hace única y nos hace comprarla a todos, a pesar de sus fallitos y su precio (aunque el precio lo perdonamos por salir de tanto en tanto).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s