Kingsman – Servicio Secreto: Espías al servicio de Su Majestad el Entretenimiento

kingsman1

Tras el éxito de X-Men: Primera generación, el director británico Matthew Vaughn (Crimen organizado, Stardust, Kick-Ass) tenía previsto volver a ponerse al frente de la franquicia mutante con la por entonces futura Días del futuro pasado pero en su camino se cruzó Mark Millar, guionista de cómics que ya creó Kick-Ass, con una historia por la que Vaughn decidió dejar su puesto a Brian Synger. ¿Mereció la pena abandonar una franquicia tan comercial y consolidada como X-Men para liderar esta nueva propuesta?

El argumento de Kingsman, inspirado en el cómic homónimo de Mark Millar y Dave Gibbons, nos presenta la organización que da nombre a la película, una agencia de espías que actúa más allá del control gubernamental y que, tras el fracaso de una misión, necesita reclutar a un nuevo miembro. Es entonces cuando uno de los agentes más veteranos, Harry Hart, propone al hijo de un antiguo compañero que le salvó la vida. Lo malo es que el chaval es un nini, sin trabajo, sin aspiraciones de futuro y con una familia desestructurada, un raterillo del tres al cuarto que se verá involucrado en una conspiración a nivel global. En el reparto encontramos una lista de actores de contrastada calidad, como Colin Firth, Samuel L. Jackson, Michael Caine o Mark Strong, a los que se suman los jóvenes Taron Egerton, Sophie Cookson o Sofia Boutella.

Con sus anteriores largometrajes, Vaughn ya ha dejado bien claro su talento para rodar y en Kingsman da de nuevo toda una lección de cómo conjugar recursos clásicos con otros más actuales que otorgan una frescura y energía fascinantes a cada una de las imágenes. La cámara sabe adaptarse perfectamente al tono que marca el desarrollo de la película, brindando planos limpios, claros y elegantes cuando las cosas están calmadas y contagiándose del frenetismo en el que se ven envueltos los personajes en las escenas de acción sin olvidar nunca que lo más importante es mostrar con claridad lo que está ocurriendo en pantalla. La violencia llega a cotas bastante explícitas pero siempre es muy estilizada y elegante, con coreografías sorprendentes y recursos creativos e impactantes que atrapan irremediablemente. Un gran ejemplo es la brillante escena de la iglesia, un pasaje brutal en todos los sentidos y que se convierte en una de las cumbres del cine de acción de los últimos años. Fascina y repugna a partes iguales, como otros muchos momentos de la película, perversamente divertidos. Las imágenes fluyen de forma muy dinámica y ágil, con buenos efectos especiales y un gran trabajo en escenarios y vestuario, contrastando el espíritu british del conjunto con la tecnología punta o unas bases secretas que parecen sacadas directamente del cine de espías de los 60 y 70.

KSS_JB_D27_02661.CR2

La cuidada diversión de Kingsman continúa en el apartado sonoro, con un inteligente uso de la banda sonora que ofrece temas ligeros y luminosos de pop y rock en los pasajes más brutales y violentos, creando un contraste turbadoramente delicioso producto de una personalidad que no tiene miedo en romper los estereotipos propios de este tipo de películas, alcanzando su cota máxima en el genial uso de la clásica Pompa y circunstancia de Edward Elgar en una de las escenas más memorables del largometraje. Toda esta diversión sin complejos no quita que también existan composiciones más ceñidas al género de espías, con algunos homenajes a los temas más reconocibles de James Bond y sabiendo construir la épica cuando debe.

Los que ya han disfrutado anteriormente de la fórmula Vaughn+Millar, con la inestimable ayuda en el guión de Jane Goldman, sabrán a qué se enfrentan con el guión y, desde luego, éste ofrece todo lo que esperábamos de ellos. Kingsman funciona como película de espías, como revisión de ese género y como parodia, fusionando todos las referencias, desde las más respetuosos y cariñosas a las más irreverentes y gamberras, de una forma casi imperceptible al servicio del ENTRETENIMIENTO, así, en mayúsculas y con letrero luminoso que se enciende y se apaga. El ritmo es vertiginoso, no existe ni un sólo segundo de aburrimiento, la trama tiene una soltura envidiable hilando los diferentes frentes abiertos y no duda en retorcer y dar la vuelta a los conceptos más arraigados del género para no dejar de sorprender y divertir.

kingsman3

Por si fuera poco, todo el conjunto bebe de un humor negrísimo que, en muchas ocasiones, no es del todo obvio y sabe esconderse de forma elegante, pero en otras se muestra con una mala hostia espectacularmente hedonista, sabiendo deslizar conceptos brutales con un espíritu festivo abrumador. Algunos pueden ver alguna crítica social y política en ella y quizá no se equivoquen pero eso no es lo que importa, lo que importa es que disfrutemos de lo que pasa en pantalla sin ningún tipo de complejo ni cortapisa. A ello también contribuye el excelente trabajo del reparto, con un Colin Firth espectacular como hombre de acción que nunca deja las buenas formas de lado, un Taron Egerton que convierte su proyecto de cani en alguien con carisma o un Samuel L. Jackson en su salsa que construye un villano que cae simpático y con el que nos encantaría tomarnos una copa… si no fuese por sus malvados planes.

Kingsman es un producto de entretenimiento total, con estilo, frescura, energía e imaginación, 128 minutos de diversión pura, sin complejos ni aditivos, una nueva muestra del talento de Matthew Vaughn que se ve potenciado gracias a los mimbres de Mark Millar y una puesta en escena magnífica. Una máquina perfectamente engrasada centrada en una única misión: que los espectadores se lo pasen de fábula en el cine.

8,5/10 PARAGUAS LETALES

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s