Cuando el viento sopla (1986): Cómo aprendimos a convivir con la bomba nuclear

cuandoelvientosopla1

Los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki pusieron en primer plano una amenaza nunca vista hasta entonces y que condicionaría de forma definitiva la historia venidera. El miedo a la guerra nuclear y a la destrucción mutua asegurada propició una Guerra Fría que llevó el miedo cotidiano a muchos hogares. Se han producido muchas obras al respecto pero pocas con la perspectiva de la película que nos ocupa.

Cuando el viento sopla es una película de animación dirigida por Jimmy Murakami en 1986 y basada en la novela gráfica de Raymond Briggs que vio la luz en 1982. La historia está protagonizada por un matrimonio de jubilados, los Bloggs, que viven en la campiña inglesa durante la Guerra Fría. El marido, James, sigue con atención la situación política internacional, tanto que llegará un momento en el que se convence de que se producirá de forma inminente un ataque nuclear soviético, por lo que comienza a construir un refugio atómico en su hogar, algo que, después de todo, tampoco permitirán que cambie mucho la vida cotidiana de ambos.

cuandoelvientosopla2

La animación combina elementos en 2D, especialmente los personajes de James y Hilda, con otros reales en lo que respecta al escenario de la casa y todos sus enseres y muebles. De esta forma, los protagonistas interactúan con un entorno que se mueve en stop motion cuando es preciso, dando al conjunto un aspecto muy peculiar y llamativo que permite algunos planos brillantes técnicamente gracias a la vista tridimensional que se consigue, especialmente en los movimientos de cámara que recorren las diferentes habitaciones del edificio. Del mismo modo, consigue un contraste entre la calidez de los Boggs y cierta frialdad con el escenario en el que se mueven, reforzando ese papel improvisado de refugio/cárcel que acaba tomando la casa. También se intercalan breves pasajes representando la tensa situación internacional, ya sea utilizando imágenes reales como en el principio o un estilo visual casi impresionista y desapasionado en lo que respecta a las maniobras militares. Todo acaba teñiéndose de un tono melancólico al que colabora la banda sonora compuesta por Roger Waters, fundador de Pink Floyd, y el tema principal homónimo interpretado por David Bowie.

Esta película se diferencia de otras obras relacionadas con el miedo nuclear en que no es ni tan explícita ni tan abiertamente dramática como otras que subrayan claramente la gravedad del asunto que están tratando y los terribles acontecimientos que sufren sus protagonistas. Sin embargo, Cuando el viento sopla toma una herramienta original pero igualmente turbadora y devastadora que, incluso, puede llevar el relato a un mayor nivel de angustia. Los Boggs es un matrimonio anciano y bastante ingenuo, por lo que nunca son plenamente conscientes de la situación en la que están sumergidos, siempre confiando en que todo se va a arreglar, de que el gobierno sabe lo que tiene que hacer, que los simples panfletos de seguridad dan instrucciones precisas y exitosas para cualquier contingencia y que, en definitiva, nada es para tanto. El empeño de James por construir un refugio porque lo dice el gobierno y la prensa aunque se lo tome como si fuese un hobby más se une a la tranquilidad casi desesperante de Hilda, que pase lo que pase seguirá con su vida cotidiana a pesar del peligro inminente, preocupándose más de que las cortinas no se manchen o de que la cena no se queme que de una posible y terrible muerte debido a la onda expansiva de un misil nuclear. Incluso ambos recuerdan su infancia durante la Segunda Guerra Mundial, cuando tenían que refugiarse para sobrevivir a los bombardeos nazis, con cierta nostalgia y cariño, llegando a decir que eran “días felices”, mostrando cómo el tiempo consigue endulzar cualquier recuerdo, por terrible que sea, especialmente cuando uno tiene ya una edad avanzada y su agilidad mental se encuentra deteriorada.

cuandoelvientosopla3

Esa inconsciencia e ingenuidad, esa ignorancia del verdadero peligro y sus consecuencias, esa esperanza inquebrantable y la inocencia con la que no quieren romper su vida cotidiana hace que el impacto de la historia sea mucho mayor, ofreciendo muchos momentos de humor amable y sencillo pero que encierra elementos muy oscuros y siniestros. La unión del matrimonio es entrañable y genuina, lo que acentúa más lo terrible de los acontecimientos, cómo no son capaces de entender los signos tan evidentes de que algo va mal, siempre encontrando una explicación positiva a los hechos más cruentos, un contraste que sacude el corazón con una ironía perversa. El ritmo de la película es reposado, centrado casi exclusivamente en los diálogos entre James y Hilda, constituyendo un slice of life de esta pareja de jubilados ante una situación que nunca llegan a comprender. Puede que, en ocasiones, la cinta dé demasiadas vueltas a la misma cosa y pueda llegar a ser repetitiva pero incluso eso se suma a la desesperación que produce en el espectador. También existe, como es previsible, una crítica al conflicto bélico y, especialmente, a los panfletos que repartía el gobierno británico al respecto, intentando cimentar una falsa seguridad en los ciudadanos y aislándoles del auténtico peligro de la situación.

Cuando el viento sopla es una mirada original y llena de personalidad a un tema tan manido como el de la guerra nuclear y sus consecuencias en la población civil. A través de la mirada ingenua y entrañable de los protagonistas sufrimos un relato en apariencia más amable de lo habitual pero igualmente descorazonador y terrible, un contraste de realidades que dan una nueva dimensión a una época en la que el miedo a la destrucción era algo cotidiano.

7,5/10 PUERTAS INCLINADAS A 60 GRADOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s