Deadlight: Caminando hacia la luz

deadlight1

En los últimos años hemos vivido la dictadura de los zombis, una moda que sigue vigente hoy en día y que ha inundado el cine, los cómics, la literatura y los videojuegos cual horda de muertos vivientes devorando el cerebro de los consumidores. Como es habitual, entre tanta oferta hay mucha basura que intenta aprovecharse del tirón pero, por suerte, hay otras obras que han sabido sacar lo mejor de este subgénero.

Deadlight es un juego desarrollado por el estudio español Tequila Works (responsables del futuro y prometedor Rime) en 2012, estando disponible para Xbox 360 y PC. Inspirado por Prince of Persia, Another World y Flashback, la historia se sitúa en la ciudad de Seattle en 1986, en un mundo devastado debido a la aparición de un virus que reanima a los muertos. Randall, un superviviente canadiense, fue separado de su mujer y su hija en su país natal, por lo que decide viajar a la urbe siguiendo el rumor de que en ella existe el último Punto Seguro de Norteamérica, convencido de que allí podrá reencontrarse con ellas. El guión es previsible pero no estorba en ningún momento y es una buena excusa para los acontecimientos que presenciamos.

Como las obras anteriormente citadas, el juego apuesta por un plataformas en 2,5D, es decir, gráficos en 3D pero una jugabilidad 2D donde sólo podemos movernos de izquierda a derecha. El apartado visual apuesta por el realismo, representando a la perfección una Seattle destruida y caótica, con un nivel de detalle muy alto en los fondos, un buen uso de diferentes planos de profundidad, texturas cuidadas y un uso de la luz que construye una ambientación deprimente y gris, donde casi podemos sentir la ceniza y el polvo entrando en nuestros pulmones. La variedad de escenarios es suficientemente alta y las pequeñas señales visuales que nos ayudan a la hora de diferenciar los salientes y objetos que podemos utilizar están bien resueltas. Mientras que los modelos poligonales mantienen el nivel general, las animaciones son un poquito bruscas en algunos momentos, aunque no empañan el resultado general.

deadlight2

El sonido continúa con esa tónica decadente, con melodías áridas que se aceleran cuando el peligro es inminente, integrándose muy bien con la ambientación visual, a lo que ayuda también el doblaje, especialmente la voz rasgada del protagonista.

La jugabilidad es una mezcla de plataformas, rompecabezas y acción, con cada pantalla conteniendo algún obstáculo que debemos superar con habilidad e ingenio. El mejor curso de actuación es identificar el mejor camino para seguir adelante, detectar los elementos que nos pueden ayudar y esquivar a las Sombras, la denominación de los zombis en Deadlight. De hecho, el juego nos recomienda encarecidamente que evitemos el combate en la medida de lo posible, pues casi siempre nos vemos superados en número. Además, tenemos que gestionar bien nuestras acciones debido a que contamos con una barra de resistencia que desciende según lo que hagamos y que, si se vacía, deja al protagonista totalmente vulnerable.

Así las cosas, nuestro ingenio y reflejos nos ayudan a saltar sobre trampas, escalar por edificios, abrir rutas de escape, activar trampillas, lanzarnos sobre puertas y ventanas tapiadas y correr, correr por nuestra vida. El diseño de los niveles es muy bueno, con una gran variedad de retos y situaciones que hacen que el juego nunca caiga en lo monótono, con algunos puntos brillantes y un gran uso de las Sombras, a las que podemos atraer con gritos para así poder esquivarlos o utilizarlos a nuestro antojo para abrir nuevos caminos. El uso de distintos objetos como una pistola, una escopeta, un hacha o un tirachinas también tienen mayor incidencia en la resolución de rompecabezas que en la acción, abriendo el catálogo de posibilidades. Luchar por nuestra supervivencia es muy divertido y satisfactorio, mezclando de forma muy acertada los diferentes géneros.

deadlight3

Sin embargo, el juego no es perfecto. El control en ocasiones no es tan ágil y preciso como debería, como en los saltos, especialmente cuando hay que alternarlos en horizontal y vertical; o el uso de las armas de fuego, cuyo esquema no permite un uso lo suficientemente rápido y preciso como demanda en algunos momentos. También existen algunas muertes muy baratas, prácticamente imposibles de evitar y que, aunque no son habituales, frustran debido al buen nivel general. El juego es corto, pudiéndose superar en menos de 3 horas, aunque tiene algo de rejugabilidad si queremos encontrar todos los coleccionables presentes, como carnés de identidad, páginas del diario del protagonista o consolas portátiles con juegos interactivos.

Deadlight es un juego que mezcla con acierto plataformas, puzles y acción para ofrecer una experiencia divertida y adictiva con un diseño ingenioso y unos gráficos muy atractivos. Se ve lastrado por algunos fallos de control y una duración demasiado escasa pero es un título muy recomendable tanto para los aficionados a los zombis como para los que no.

8/10 RATEROS ASQUEROSOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s