Modest Medusa, de Jake Richmond: Mi gorgona no puede ser tan mona

modestmedusa1

Muchas veces, algunos amigos me dicen que siga algún manga por scans o me ponga a leer relatos y libros por Internet pero tengo un problema y es que no me gusta leer en monitor. Sin embargo, a veces sí que he seguido algún que otro webcómic, ya sea en la omnipresente Subcultura o por otros medios, especialmente por poder seguirlo día a día dedicándole solo unos minutillos. Más allá de Cyanide and Happiness o Abogada soltera, que acabo de comenzar, el único webcómic que sigo con una historia que se extiende por sus entregas es Modest Medusa.

Creado por Jake Richmond y con un ritmo de publicación de, aproximadamente, tres tiras a la semana, el argumento nos presenta al alter-ego del autor que, un día, encuentra en su casa a una niña gorgona que ha llegado a través del retrete. Incapaz de devolverla a su dimensión, decide adoptarla e intentar que se integre en la vida humana… a pesar de su cola y las serpientes inteligentes que viven en su cabeza. El guión da pie a un slice of life que apuesta principalmente por la comedia y por los problemas de Modest a la hora de comprender las costumbres de los humanos, además de los propios de una niña pequeña que ni siquiera entiende en profundidad la dimensión de la que viene. Vamos, imaginaos una Yotsuba (sin alcanzar la genialidad de Azuma, claro) con serpientes en la cabeza, siendo entrañable a la par que cómica.

modestmedusa2

A pesar de que el humor es la nota predominante, el webcómic también tiene sus momentos de fantasía y drama, con un arco argumental muy inspirado en el que mezcla todos esos elementos de forma idónea sin perder el espíritu original de la obra, incluyendo algún giro argumental inesperado y dotando a los personajes de una mayor profundidad que en comedias similares. Esas dosis permanecen en los tramos más cotidianos y ligeros, manteniendo una gran continuidad y más matices a Modest, Jake y compañía, como algunos momentos en los que recuerdan acontecimientos tristes del pasado.

El dibujo es muy sencillo y, a pesar de que evoluciona claramente con los años, nunca llega a ser sorprendente ni estéticamente glorioso, incluso algo mediocre en sus primeros compases, apostando por la sencillez y la consistencia, además de un coloreado agradable. Sin embargo, consigue lo más importante: convertir a Modest en un personaje divertido y entrañable y que todos los personajes tengan una alta expresividad, ya sea para los momentos cómicos o dramáticos. Al final, incluso ayuda a que la lectura sea más ligera y amena.

Modest Medusa es un webcómic sencillo pero entrañable y divertido, sin grandes pretensiones pero que entretiene y siempre nos anima a disfrutar de sus actualizaciones… y adoptar a una pequeña gorgona. Podéis leerlo en este enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s