Castle in the Darkness: Regreso a la infancia 2D

castleinthedarkness1

Matt Kap es un artista, desarrollador y músico que pertenece a la compañía Nicalis (Cave Story) y que ha trabajado durante los últimos años en juegos como The Binding of Isaac: Rebirth o 1001 Spikes. Durante su tiempo libre ha estado realizando un proyecto para PC que ha homenajeado los títulos que disfrutaba en su infancia: Castle in the Darkness.

Se puede denominar este juego como el hijo resultante de una orgía entre Castlevania, Metroid, las secciones laterales de The Legend of Zelda: Link’s Awakening, Megaman, Kirby e Ys, entre otros, además de aportar alguna pequeña dosis de obras más modernas como Dark Souls. La historia nos presenta la caída del reino de Alexandria a manos de un malvado hechicero que se encontrará con la oposición del último caballero de la Guardia Real que queda vivo y que intentará rescatar a la princesa y traer de nuevo la paz.

castleinthedarkness2

El apartado gráfico abraza totalmente la época de los juegos de scroll lateral de las consolas de 8 bits, especialmente la NES y la Game Boy Color, pues incluso el sprite del protagonista es muy similar al de Link en el Zelda de GB. Con pocos colores y sin un uso desmedido de los píxeles, Matt consigue recrear el aspecto visual de esa época pero de forma más depurada, permitiéndose ciertos momentos de brillantez con algunos jefes y ofreciendo una galería de escenarios muy variada y de buena ambientación, lo que demuestra su buen hacer y conocimiento del medio, aun cuando la mayoría de gráficos se basan en cuadrados y líneas rectas. El sonido mantiene esta tendencia nostálgica, con efectos y melodías sencillos pero muy efectivos para rememorar aquellos días, aunque la BSO peca de poca variedad y el tema principal os acabará repitiendo más que un chorizo mal cocinado.

En lo que respecta a la jugabilidad, sigue el manual de los metroidvania paso por paso, es decir, ir superando zonas para adquirir nuevos objetos que otorgan habilidades que permiten acceder a otras áreas para llegar hasta el final, así como incorpora un gran abanico de armas y armaduras, cada una con sus características especiales y varias de las cuales se adquieren en zonas opcionales. También nos enfrentaremos a una sucesión de plataformas con una dificultad muy puñetera en ciertos momentos, además de trampas tanto en concepto como en diseño, provocando algunas muertes muy baratas que apenas se pueden evitar cuando pasamos por primera vez por un lugar. Los rompecabezas presentes son más sencillos pero están bien insertados para cambiar el ritmo y añadir variedad al conjunto. Por su parte, los enemigos tienden a tener patrones de ataque que constituyen una molestia a la hora de superar plataformas más que ser un peligro en sí, con una especial querencia por los proyectiles que impactan en nuestro personaje en mitad de un salto. Los numerosos jefes, sin embargo, exprimirán al máximo nuestras habilidades, aunque la mayoría tienen patrones sencillos de memorizar y esquivar pero que penalizarán gravemente cualquier pequeño error que cometamos, exigiendo paciencia para alcanzar la victoria y conseguir corazones con los que aumentar nuestros puntos de vida.

castleinthedarkness4

En un juego que nos desafía una y otra vez, es vital que el control sea preciso y, por suerte, lo es, permitiendo saltos sin inercia y hitboxs bien implantados. Esto ayuda mucho porque, en algunos momentos, nuestros movimientos tienen que ser pixel perfect, por lo que la mayor parte de nuestras muertes serán única y exclusivamente responsabilidad nuestra. El juego es difícil pero no imposible, exigiendo un mínimo de habilidad y paciencia… y cabezonería, pues nuestra cuenta de muertes aparecerá cada vez que fallemos, además de que los puntos de guardado suelen estar bastante alejados entre sí incluso ausentándose después del combate contra un jefe, por lo que un error nos puede obligar a repetir el enfrentamiento. Por suerte, la frustración no vence a las ganas de volver a intentarlo, más cuando existe una gran cantidad de secretos que descubrir y que prolongan la vida del juego enormemente (pudiendo llegar hasta las 15 horas aunque también se puede superar en menos de 5), así como mucho guiños a títulos clásicos y un humor sencillo y efectivo.

Castle in the Darkness es un metroidvania muy entretenido y desafiante, que homenajea la época de los 8 bits con acierto y verdadero cariño, ofreciendo una experiencia de lo más gratificante para los más pacientes, motivando a que descubramos cada uno de los secretos que contiene.

7,5/10 MUERTES EN PINCHOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s