Himouto! Umaru-chan: Mi hermana pequeña no puede ser tan malcriada

umaruchan

Seguro que habéis visto su imagen en webs y tiendas especializadas. Una chica chibi con capucha-capa de hámster que, últimamente, aparece por todos lados, desde los catálogos de manganime hasta el merchandising más invasivo. La nueva moda que ha conquistado a muchos otakus y que solo el tiempo demostrará si es flor de un día o nos seguiremos acordando de ella en unos meses.

Himouto! Umaru-chan es una serie de 12 episodios emitida entre julio y septiembre de 2015, producida por Doga Kobo (responsables de la recomendadísima YuruYuri, además de Gekkan Shoujo Nozaki-kun o Love Lab) y basada en el manga de Sankaku Head que se publica desde 2013, lleva seis tomos recopilatorios y tiene más de dos millones de copias en circulación. El título es un juego de palabras utilizando los términos “imouto” (hermana pequeña) y “himono” (pescado seco), expresión que se utiliza para describir a las mujeres que se comportan apropiadamente en público pero son vagas en casa. Y es que nuestra protagonista Umaru es exactamente eso, una estudiante ejemplar, inteligente, simpática, generosa y guapa en el instituto pero que cambia totalmente de personalidad al llegar a casa, convirtiéndose en una niñata malcriada e infantiloide que se pasa el día leyendo manga y jugando a videojuegos mientras engulle litros de Coca-Cola y kilos de aperitivos altos en sal y dulces, algo que traerá de cabeza a su responsable hermano mayor, con el que vive.

umaruchan1

Desde el principio se deja bien claro que la estrella de la función es Umaru-chan, cuyo presunto carisma es la base del éxito del manga y el anime. Si bien puede derrochar moe por todos los costados para algunos aficionados, la serie no sabe muy bien qué hacer con su personaje. Al principio es una niñata insoportable que se sale siempre con la suya, lo que provoca de todo menos simpatía. Cuando ya estamos a punto de pegarle una colleja interdimensional, pasa a ser una niñata insoportable pero que esta vez sí que acaba recibiendo su merecido, lo que supuestamente le enseña a no ser tan malcriada. De ahí, Umaru pasa a ser una parodia de los otakus y gamers de hoy en día, lanzando chascarrillos de las series y juegos más populares. Una vez pasado todo éso, el anime se acaba convirtiendo en un slice of life más, describiendo las relaciones entre la protagonista, su hermano y sus amigas, mezclando un poco todo lo anterior.

Esta deriva repercute directamente en la calidad de Himouto! Umaru-chan, donde cuesta cogerle simpatía a la protagonista en su concepción original y los continuos gags humorísticos de los primeros episodios, algunos fallidos, otros acertados, van disipándose para dar mayor presencia a la vida cotidiana de los personajes que no consiguen arrancarnos ninguna risa y nos muestra cosas que ya hemos visto una y otra vez en otros slice of life mejores. Eso no significa que no se pueda disfrutar de la serie ya que ofrece un mínimo entretenimiento con alguna parodia acertada pero se nota que todo se juega a la carta de convertir a Umaru-chan en un personaje carismático pero que se queda muy corto a pesar de su potencial. Por ejemplo, Watamote ya realizó una comedia mucho mejor utilizando otra protagonista atípica que conseguía mezclar elementos entrañables con personalidad cuanto menos discutible para ofrecer mayor diversión. Ese potencial desaprovechado se aplica al resto del reparto, que tienen nulo desarrollo y un catálogo muy escaso de recursos, repitiendo los mismos gags una y otra vez.

umaruchan2

Por lo demás, el apartado visual es tan agradable como podemos esperar de Doga Kobo, con una buena animación que consigue dotar de mucha expresividad a Umaru-chan y el resto de personajes, colores agradables, buena atención al detalle y maestría para ejecutar los recursos visuales cómicos, como las transformaciones de la protagonista o sus caras. Con respecto al sonido, el trabajo de la actriz Aimi Tanaka como Umaru es muy destacado, moviéndose con soltura entre los dos registros de la protagonista.

Himouto! Umaru-chan es un anime que basa todo su éxito en el carisma de su protagonista y la conexión que consiga establecer con el espectador, dificultándolo con los vaivenes de su retrato en los primeros compases, hasta el punto de que puede causar cualquier cosa menos empatía. A pesar de ser entretenido, acaba desaprovechando todo su potencial para crear una propuesta original y distinta, convirtiéndose en un slice of life del montón con cosas que ya hemos visto en otras producciones mejores, existiendo numerosas comedias de mayor calidad.

6/10 LITROS DE COCA-COLA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s